vistas de Amán

Amán en un día

Amán es una ciudad moderna, y se nota. Fue nuestro primer contacto con Jordania, puesto que llegamos en avión hasta allí, y el carácter cosmopolita de la zona nueva nos dejó muy sorprendidos. Precisamente porque es una ciudad bastante nueva no cuenta con grandes elementos turísticos, pero igualmente tiene su encanto y merece un buen paseo si se tiene algún día suelto en la ciudad. En este post vamos a mostraros un posible itinerario para conocer lo más destacado de Amán en un día. Nosotros pasamos dos días en la capital, pero consideramos que se puede hacer perfectamente en una jornada y dedicar un segundo día a otros lugares cercanos. ¿Queréis conocer Amán en un día? ¡Seguid leyendo!

Lugares destacados:

Mezquita del Rey Abdalá I

Es la única mezquita que los no musulmanes pueden visitar en Amán. Es una mezquita moderna que se empezó a construir en 1982. Destaca por su cúpula azul y por su gran capacidad, de hasta 3.000 personas. Para visitarla por dentro hay que ir antes de las horas de culto, y abonar un pequeño importe por la entrada. Además, para acceder al interior los hombres deben vestir pantalón largo y las mujeres deben taparse con unas túnicas de cuerpo entero que ya te proporcionan en la misma entrada. En el interior destaca la hermosa cúpula con vidrieras en la base, además de la enorme lámpara. A la salida, tras dejar la túnica, nos invitaron a visitar su tienda de souvenirs y a tomar un sabroso té.

Ciudadela

Ciudadela de Amán

La ciudadela de Amán alberga restos arqueológicos de distintas civilizaciones que pasaron por allí a lo largo de la historia. Las construcciones más destacadas son el Templo de Hércules, el Palacio Omeya o la Mano de Hércules.

Templo de Hércules

Dentro de la ciudadela está ubicado también el Museo Arqueológico de Jordania, donde se exponen diversos objetos de cerámica, metal, joyas, estatuas, etc., muchos de ellos de la prehistoria. Antiguamente albergaba algunos de los manuscritos del mar Muerto, pero actualmente están expuestos en el nuevo Museo de Jordania.

Tal vez la ciudadela no sea uno de los lugares arqueológicos más interesantes que hayamos visitado, pero las vistas desde lo alto de la colina son impagables. Desde aquí se aprecia perfectamente la construcción del Amán antiguo, sin calles entre las casas, todas apelotonadas y de un mismo color, que da un aspecto muy característico a la ciudad. Ya solo por estas vistas merece la pena subir.

Teatro romano

Teatro romano de Amán

Es uno de los lugares más atractivos de Amán. Data de cuando la ciudad era todavía Filadelfia, en el periodo romano. Está construido en la ladera de una colina y situado junto a la plaza Hachemita, y tenía espacio para aproximadamente 6000 espectadores.

En uno de los laterales del teatro se puede visitar el Museo de Tradiciones Populares, con exposiciones de ropas típicas.

Comer en el restaurante Hashem

Restaurante Hashem

Aconsejamos ir temprano, porque el lugar se llena tanto de locales como de extranjeros. Este pequeño local en el Downtown no ofrece carta ni nada que se le parezca. En cuanto llegamos nos condujeron por entre las mesas del callejón hasta la parte interior del restaurante, donde nos sentaron en un rincón y solamente nos preguntaron qué queríamos beber y si queríamos con carne o vegetariano. Acto seguido empezaron a llovernos platos de humus, garbanzos con carne, falafel, ensaladas y pan de pita. Comimos a reventar y nos sobró comida, y cuando fuimos a pagar el precio nos pareció de risa. Es uno de los lugares más recomendados por todas las guías de viajes, y con razón. No esperéis grandes lujos, pero sí auténtica comida local.

Downtown

Downtown de Amán

Esta zona en los alrededores de la mezquita Grand Al-Husseini es la antigua zona comercial de la ciudad de Amán. La mejor opción para conocer esta parte de la ciudad es recorrer los zocos que inundan las calles aledañas a la mezquita y curiosear por las tiendas abarrotadas de todo tipo de productos. Tal vez no se corresponda con la imagen de zoco que tenemos todos en mente como puede ser el de Marrakech, por ejemplo, porque como ya dijimos Amán es una ciudad moderna, pero merodear por el zoco de frutas junto a la mezquita también tiene su encanto. Es posible, además, encontrar curiosidades como la zona de tiendas de lencería femenina (todas regentadas por hombres) o  alguna que otra escalera colorida como la que os enseñamos en la siguiente foto:

Escaleras en Amán

Rainbow Street

Para acabar la tarde es buena idea dirigirse a Rainbow Street, una calle comercial con bares en los que tomarte algo o pedir una de las famosas shishas.

Consejos prácticos:

  • Es posible desplazarse por Amán en taxi o en Uber para llegar a los lugares más alejados, o directamente caminando para ir de un punto cercano a otro. Nuestro hotel estaba muy alejado del centro, por lo que nuestra opción fue ir en transporte hasta el primer punto turístico y después desplazarnos a pie de un lado a otro hasta regresar nuevamente en vehículo al hotel.
  • Amán es una ciudad que se construyó sobre colinas, igual que Roma, por lo que subir y bajar puede ser agotador. Sin embargo, las vistas desde los puntos elevados bien merecen el esfuerzo.
  • Amán es también un buen lugar que sirve como base para visitar otros lugares cercanos en excursiones de un día.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *