Ribeira Grande San Miguel Azores

Azores: Lagoa do Fogo y plantaciones de té

Si hay algo que abunda en San Miguel son los lagos y los cráteres. Aproximadamente en el centro de la isla podemos encontrar la Lagoa do Fogo. Este lago se formó en el cráter del volcán de Água de Pau. En esta zona es imposible olvidar el origen volcánico de la isla: a lo largo de la carretera que lleva al lago hay varias centrales geotérmicas diseminadas que nos recuerdan que en el subsuelo todavía existe calor.

Una vez en lo alto, el mirador en la carretera nos ofrece vistas maravillosas del lago. Existe un pequeño camino que desciende desde el mismo mirador hacia el lago (un camino que, por otro lado, es bastante largo). Abajo, en la pequeña playa, se distinguían las figuras diminutas de los atrevidos que se habían animado a bajar.

lagoa do fogo en San Miguel

Como el clima no acompañaba demasiado, decidimos descender por la carretera y dirigirnos a Caldeira Velha. Por este pequeño enclave natural discurre un riachuelo que forma pequeñas pozas termales, además de una bonita cascada que invita a un baño relajante (siempre y cuando no esté demasiado llena de gente, claro). Hay también una fumarola con agua hirviendo, con el particular olor a “huevo cocido” de este tipo de fuentes termales.

caldeira velha en azores

En el recinto también existe un centro de interpretación ambiental que proporciona información de la historia volcánica de la isla y de la naturaleza del lugar, como los pájaros autóctonos de las azores y los anfibios que poblaban el riachuelo.

fumarola en caldeira velha

Para entrar al recinto era necesario abonar entrada (los habitantes de la región no) cuyo precio variaba dependiendo de si querías bañarte en las aguas termales o simplemente visitar.

Cuando abandonamos el lugar nos dirigimos hacia la costa norte de la isla para visitar una plantación de té: la Fábrica de Chá Gorreana. Antiguamente, en San Miguel existían extensas plantaciones de naranjos. La producción se vio drásticamente reducida por la llamada enfermedad de los naranjos, una plaga que obligó a los agricultores a buscar nuevos cultivos que sustituyeran la producción de naranjas. Aparecieron así los cultivos de piñas, tabaco y té que se distribuyen en la actualidad por la isla.

Fábrica de Chá Gorreana

La plantación de té Gorreana permite visitar la fábrica como una forma de presentar sus productos. Desde luego, no deja de resultar exótico visitar una plantación de té en territorio europeo… En la fábrica es posible degustar el té y acompañarlo con alguno de los productos a la venta, como los “bolos lêvedos”, un pan dulce muy típico de la zona de Furnas que se puede disfrutar solo o con relleno dulce o salado. Si queréis saber más sobre los productos y la historia de la fábrica, además de los horarios de visita, podéis consultar su sitio web aquí.

Plantaciones de té en las Azores

Nuestra siguiente parada en la ruta nos llevó hasta otro pequeño lago ubicado cerca de la fábrica: la Lagoa de São Brás. A pesar de ser mucho menos conocido que otros lagos de la isla, el entorno también ofrece gran belleza. Eso sí: la carretera estaba llena de baches y era sensiblemente peor que otras rutas que conducían a otros lagos de la región.

lagoa de sao bras en azores

Volvimos nuevamente a la carretera por la costa norte y nos dirigimos a Ribeira Grande, una pequeña ciudad que cuenta con pintorescos edificios como su ayuntamiento, con un arco y una torre, un bonito puente llamado Ponte dos Oito Arcos y agradables jardines y espacios verdes, además de la iglesia de Nossa Senhora da Estrela, precedida por una bonita escalinata.

Puente en Ribeira Grande San Miguel

Iglesia en Ribeira Grande Azores

CONSEJOS PRÁCTICOS:

  • Una vez más, el clima es determinante para las visitas. Si hay nubes bajas o niebla, es posible que las vistas no sean las mejores en el mirador.
  • Es conveniente confirmar con antelación los horarios de apertura de la fábrica de té y de Caldeira Velha, ya que varían dependiendo de la época del año y el día de la semana.
  • En caso de querer bañarse en Caldeira Velha, hay que llevar ropa de baño, chancletas y toalla, además de ropa para cambiarse.
  • En Caldeira Velha no hay mucho aparcamiento, por lo que los coches tienden a acumularse en la carretera que da acceso.
  • En marzo de 2018 el precio para Caldeira Velha era de 8 € con baño y 3 € sin baño. El horario de cierre depende de la época del año, por lo que es conveniente consultarlo antes de visitar la zona. En marzo de 2018 el horario de cierre eran las 17:30.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad