Lagoas das sete cidades en San Miguel, Azores

Azores: Sete Cidades

Si hay un lugar fotografiado hasta la saciedad en Azores, especialmente en la isla de San Miguel, es Sete Cidades. Sete cidades es una freguesía que está situada en el noroeste de la isla, dentro de la caldera del volcán del mismo nombre, una enorme cavidad de 5 km de diámetro.

En el fondo de la caldera se formó un lago que en realidad está formado por dos lagos más pequeños, Lagoa Azul y Lagoa Verde, que están unidos, a su vez, por un pequeño canal sobre el que hay un puente.

Ruta por Sete Cidades en San Miguel

Lo primero que hay que tener en cuenta para visitar este enclave natural es la meteorología, puesto que se encuentra ubicado a cierta altitud y, si hay niebla o nubes bajas, será imposible apreciar el paisaje. De hecho, nosotros tuvimos que variar nuestro recorrido para esperar a que despejase el cielo, por lo que tuvimos que dar algunas vueltas más de las necesarias…

En un principio teníamos pensado hacer una ruta circular para volver a Ponta Delgada visitando varios lugares, pero finalmente tuvimos que desistir para no dejar cosas atrás por culpa de la niebla.

La idea inicial era volver a Ponta Delgada por la costa oeste de la isla, donde hay lugares tan bonitos como Mosteiros, con sus islotes, y Ponta da Ferraria, donde se encuentran unas termas en un lugar de gran belleza. Como no pudimos hacerlo, volvimos otro día a esa misma zona subiendo por la costa oeste de la isla de San Miguel.

✅ Consulta aquí nuestro recorrido por las costas de la isla de San Miguel.

Lagoa das Empadadas

Tras salir de Ponta Delgada, donde teníamos el hotel, la primera parada sería la Lagoa das Empadadas. Tras acceder a pie por un portalón y caminar durante aproximadamente cinco minutos por una cuesta muy empinada, llegamos a este precioso lago rodeado de una densa arboleda. Aunque el camino que da acceso desde el portalón es apto para vehículos, un cartel indicaba que no estaba recomendado para vehículos sin tracción total, y con razón, puesto que la cuesta era de tierra y muy inclinada.

Sete Cidades, San Miguel, Azores
Lagoa das Empadadas

Lagoa do Canario

Después de disfrutar de este primer punto panorámico, el siguiente en la lista es la Lagoa do Canario. Una vez más, tras atravesar un portalón accedimos a un camino que nos llevó a la orilla de este bonito lago. Lo que nos llamó la atención de estos dos puntos en la visita es el hecho de que en la puerta marcaban horario de apertura y cierre; a pesar de ser un paraje natural, también tenía sus horarios de visita…

Lagoa do Canario en San Miguel, Azores
Lagoa do Canario

Mirador de Vista do Rei

La siguiente parada fue, sin duda alguna, la más bonita de la jornada: el mirador de Vista do Rei. Desde aquí tuvimos oportunidad de disfrutar de una panorámica completa desde lo alto de los dos lagos que conforman Sete Cidades: Lagoa Azul y Lagoa Verde. Con razón este es uno de los lugares más famosos de la isla de San Miguel.

Curiosamente, a pesar de estar conectados, cada lago hace honor a su nombre, por lo que uno es azul y el otro verde. Desde este mirador se apreciaba perfectamente el contorno del cráter del volcán, por lo que la vista era, si cabe, todavía más impactante.

El único defecto que le podríamos poner era la falta de aparcamiento, ya que no había dónde parar y los coches estaban aparcados en medio de la carretera, por lo que había que circular con precaución. Por suerte, aparentemente estaban reacondicionando el lugar, ya que estaban en obras, por lo que probablemente se solucionará el problema en el futuro.

Lagoas das Sete Cidades, Azores
Panorámica desde el mirador Vista do Rei

Miradores Cerrado das Freiras y Lagoa de Santiago

Cuando nos dimos por satisfechos continuamos nuestro camino y descendimos al interior de la caldera por el camino que nos llevaría hasta el pueblo de Sete Cidades, no sin antes detenernos en los miradores que nos fuimos encontrando, el Miradouro do Cerrado das Freiras y Miradouro da Lagoa de Santiago.

Mirador Cerrado das Freiras
Vista desde el mirador Cerrado das Freiras
Lagoa de Santiago
Lagoa de Santiago

Freguesía de Sete Cidades

Tras atravesar el puente llegamos por fin al pequeño pueblo. Es un lugar muy pequeñito donde destaca la pintoresca iglesia de San Nicolás, inaugurada en 1852 y de estilo neogótico.

Como ya comentamos, nuestra idea era cerrar la ruta de forma circular hacia Mosteiros, aunque finalmente no pudimos hacerlo porque tuvimos que volver atrás para ver lo que no habíamos visto por la niebla. Por eso, tuvimos que retomar este último trozo otro día.

Iglesia en el pueblo de Sete Cidades
Iglesia de San Nicolás

Ruta de senderismo en Sete Cidades

Si lo que os gusta es caminar y disfrutar de la naturaleza con calma, en Sete Cidades hay opciones de senderismo. En el mirador de Vista do Rei comienza un sendero de aproximadamente dos horas de duración que termina en la freguesía de Sete Cidades.

Es un camino que discurre por sendas de tierra y porciones de carretera asfaltada hasta llegar a la freguesía. Nosotros solo hicimos un tramo pequeño y regresamos al coche, por lo que no conocemos su dificultad real ni su recorrido completo. Podéis consultar aquí sus características.

Otro sendero que no fuimos capaces de encontrar y que cuando volvimos a casa nos tiramos de los pelos fue el que lleva al mirador de Boca do Inferno desde la Lagoa do Canario. Como dicen, siempre hay que tener una excusa para volver…

Cómo llegar a Sete Cidades

Si, como nosotros, tenéis vuestra alojamiento en Ponta Delgada, la ruta hasta Sete Cidades os llevará aproximadamente media hora. Hay que tomar la EN1-1A y luego enlazar con la 9-1. Pasaremos primero por los miradores, llegando por último lugar al pueblo en el fondo de la caldera.

✅ Puedes ver aquí nuestro post sobre Ponta Delgada.

Consejos para visitar Sete Cidades

  • Para llegar a todos los puntos de acceso necesitaréis un coche, ya que proporcionará libertad de movimientos y permitirá descubrir todos los rincones.
  • En algunos tramos será necesario recorrer carreteras rurales y sinuosas. Esto no es ni mucho menos un defecto, ya que se trata de una ruta de gran belleza rodeada de vegetación.
  • De nada sirve subir a Sete Cidades con niebla o mal tiempo, pues no se verá absolutamente nada. Es fundamental que el día esté despejado para poder disfrutar de las vistas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad