Bonito: Boca da Onça

Una de las primeras rutas que hicimos en Bonito, y también una de las que más nos gustó, fue la ruta ecológica de Boca da Onça, a 55 kilómetros de la ciudad. Brasil tiene cascadas para dar y tomar. A nada que te vayas al campo, seguro que habrá alguna cerca. En Bonito hay muchas; muchísimas. Boca da Onça es, probablemente, la más espectacular de todas.

✅ Consulta aquí qué hacer en Bonito, Brasil.

Excursión a Boca da Onça

Tras un pequeño trayecto en vehículo que nos llevó hasta el inicio de la ruta, comenzamos el recorrido de aproximadamente cuatro kilómetros rodeados de densa vegetación. Por el camino nos fuimos encontrando distintas cascadas y puntos de baño que iremos mostrando a continuación, además de gran cantidad de aves y otros animales.

Cascada de Boca da Onça

Boca da Onça, con sus 156 metros de altura, es la cascada más grande del estado de Mato Grosso do Sul y fue nuestra primera parada tras descender el cañón del río Salobra (tuvimos suerte, porque dependiendo del grupo que tocase, tendríamos que subir o bajar los 886 escalones que superan el desnivel de la caída, y a nosotros nos tocó bajarlos). Los más atrevidos también tenían la opción de bajar haciendo rápel, pero no fue nuestro caso…

Descenso por el cañón del río Salobra

La cascada de Boca da Onça recibe ese nombre debido a una formación calcárea que tiene forma de cabeza de jaguar (onça en portugués). Toda la región está llena de tobas calcáreas (un tipo de formación rocosa), y esta es una de las más notables.

Cascada de Boca da Onça

Playa fluvial en el río Salobra

Después de un baño helado en la poza que se forma a los pies de la cascada (solo unos pocos nos atrevimos), continuamos nuestro camino hasta una tranquila playa fluvial de aguas cristalinas en el río Salobra, desde donde se podía observar la cascada y la plataforma de inicio del rápel desde abajo. Ahí es donde nos dimos cuenta de la verdadera altura de la plataforma…

Playa fluvial en el río Salobra

Otras cascadas del recorrido

A lo largo del camino nos íbamos encontrando distintas cascadas y pozas de agua, cada cual más bonita, como por ejemplo la Cachoeira do Fantasma, el Poço da Lontra, la Cascata do Jabutí o la Cachoeira da Anta. Desde luego, los brasileños son únicos poniéndoles nombres a los sitios. 🙂

Cachoeira da Anta
Cachoeira da Anta

En un momento del camino paramos a descansar en un punto de apoyo que contaba con un pequeño kiosko de ventas y baños, rodeados de monos que nos miraban con desconfianza (o tal vez estaban calculando cómo robarnos algo de comida).

Cachoeira do Fantasma
Cachoeira do Fantasma

Buraco do Macaco

El tercer y último punto en el que nos bañamos fue el Buraco do Macaco. Cuando llegamos pudimos observar la caída de agua que finalizaba en un agujero varios metros por debajo; lo que no sabíamos es que era posible acceder a ese agujero por debajo de la roca, por una pequeña abertura que llevaba a los pies de la cascada. El agua estaba terriblemente fría, pero la sensación de estar bajo la cascada en el medio de la naturaleza mereció muchísimo la pena. Eso sí: yo, que llevaba lentillas, me encontré en problemas por la cantidad de agua salpicada que me entraba por los ojos.

Buraco do Macaco en la excursión de Boca da Onça
Buraco do Macaco

Fin de la excursión

Ya de vuelta a la recepción de la hacienda, repusimos fuerzas con una buena comida tradicional en la terraza y descansamos un rato aprovechando el sol en las tumbonas. Todas nuestras excursiones en Bonito acababan así: una comida copiosa, un buen descanso y un baño de sol. ¿Qué más se puede pedir?


Si queréis más información sobre la ruta ecológica de Boca da Onça podéis consultar su página web.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar