Excursión a la caldera de Bandama

La caldera de Bandama es una de las excursiones más impactantes que se pueden hacer cerca de Las Palmas de Gran Canaria. Y es que no todos los días se puede caminar por el borde de una caldera volcánica.

Caldera de Bandama
Caldera de Bandama

Gran Canaria no es solo pueblos bonitos y playas. Estamos en una isla volcánica y su pasado se deja ver en muchas zonas. Solo hay que mirar con un poquito de atención. Por eso, si quieres saber más sobre la formación de la isla, te aconsejamos que sigas leyendo…

✅ No te pierdas nuestra guía completa sobre Gran Canaria

Formación de la caldera de Bandama

Diferentes capas de roca

La caldera de Bandama es una depresión formada por una erupción que provocó el hundimiento de la cámara magmática. Se sitúa junto al pico de Bandama, que es en realidad el punto más alto de otro cono volcánico. Se cree que la erupción que creó el pico y la caldera de Bandama, con aproximadamente 1970 años de antigüedad, fue la erupción más reciente de Gran Canaria.

Durante la erupción del volcán se produjo una fisura que emitía ceniza y escorias volcánicas. Se formaron dos conos, norte y sur (lo que hoy son el pico y la caldera de Bandama, respectivamente).

Borde de la depresión

Inicialmente, el cono sur sufrió un aumento de explosividad. A continuación, el cono norte se elevó a mayor altura, aunque luego el cono sur sufrió fuertes explosiones que vaciaron la burbuja magmática y debilitaron el sustrato. Al suceder esto, el cono colapsó, formando la caldera de Bandama. Con el tiempo, la erosión le proporcionó la forma que tiene actualmente.

Monumento Natural

Vegetación en el monumento Natural

El entorno de Bandama está considerado Monumento Natural por su gran relevancia a nivel geológico. Es, además, un espacio de gran importancia ambiental. Aquí viven animales como lagartos y aves rapaces, además de gran variedad de insectos. En cuanto a la vegetación, hay acebuches canarios, lentiscos y hasta un arbusto que solo crece aquí, la dama de Bandama.

La rica vegetación de Bandama
La rica vegetación de Bandama

La caldera de Bandama tiene un diámetro de más de 1000 metros, con unos tres kilómetros de perímetro, y es posible bordearla por la parte superior, así como acceder a su interior y descender hasta el fondo, con una profundidad de 200 metros.

Paisaje en el monumento natural de Bandama

✓ A pesar de lo que pueda parecer, el nombre de la caldera de Bandama no procede de los nativos canarios, sino que deriva de Daniel Van Damme, un colono flamenco que adquirió terrenos y cultivó vides en la caldera en el siglo XVI.

Dónde está la caldera de Bandama

La caldera de Bandama se encuentra en la zona noreste la isla de Gran Canaria, a poca distancia de la capital. Por eso es una de las excursiones más populares, junto con la visita al Jardín Canario.

✅ Si buscas paisajes fascinantes en Gran Canaria, no puedes dejar de ir al Roque Nublo.

Cómo llegar a la caldera de Bandama

Cartel que señaliza el sendero

Para llegar a la caldera de Bandama desde Las Palmas de Gran Canaria se tarda aproximadamente 20 minutos en coche, por lo que es una excursión ideal para una mañana. También es posible llegar a Bandama en autobús. Puedes consultar aquí horarios y paradas. La línea de autobús es la 311.

✓ Si tienes coche de alquiler, te recomendamos subir primero hasta el pico de Bandama para echar un vistazo al entorno desde el mirador.

Dónde aparcar

Tras visitar el mirador, puedes bajar de nuevo por la carretera hasta llegar delante de la cafetería que se encuentra a medio camino. Si vas a hacer el sendero que bordea la caldera, puedes dejar ahí el coche, aunque es recomendable ir temprano porque hay poco sitio para aparcar.

Raquel observando el paisaje

Desde aquí, podemos continuar a pie por la carretera hasta llegar a la entrada del sendero que bordea la caldera de Bandama, a mano izquierda en sentido descendiente.

Mirador Pico de Bandama

Carteles del Pico de Bandama

El mirador del pico de Bandama se encuentra a 569 metros de altitud (o 574 metros, según otras fuentes). Desde lo alto de las escaleras podremos apreciar toda la extensión de la caldera de Bandama, con la ciudad y el mar al fondo.

Es un paisaje realmente fascinante que recomendamos ver antes de empezar a caminar, para saber el camino que vamos a hacer y poder identificar los elementos del paisaje.

Mirador del Pico de Bandama
Vistas desde el pico de Bandama

Excursión por la caldera de Bandama

Nosotros hicimos la ruta de la caldera de Bandama por su borde, en lugar de bajar al interior. Nos pareció una buena forma de apreciar el lugar en su conjunto, pues desde cualquier punto del sendero se puede observar la extensión total de la depresión.

Ruta de senderismo hacia la caldera

Por recomendación de nuestros amigos canarios, comenzamos la ruta en el sentido de las agujas del reloj, en el punto situado algo más abajo de la cafetería situada bajando del pico de Bandama. El punto GPS es este: 28.036526557314488, -15.455890361371146.

Ruta de senderismo

Aunque se empieza en descenso, pronto empezamos a subir por el lateral de la caldera, en una pendiente bastante pronunciada pero que se hace bien. A pesar de lo que se pueda imaginar, la vegetación crece en los bordes, haciendo el entorno más bonito todavía.

Senderismo por la caldera de Bandama

Al acercarnos a la mitad del camino aproximadamente, cuando se ven al otro lado del borde las casas, la carretera y el pico de Bandama, el sendero se convierte en un paso estrecho entre dos laderas muy empinadas. El efecto visual es precioso.

Punto intermedio del sendero de la caldera

De la mitad hacia delante empieza un descenso por una zona de gravilla con un color negro azulado espectacular. No olvidemos que estamos en una caldera volcánica… Este terreno es más resbaladizo, por lo que hay que bajar con cuidado. Es tal vez, la parte más complicada del recorrido.

Vistas de la caldera de Bandama

El último tramo sobre tierra es de nuevo en ascenso pronunciado, hasta llegar finalmente al campo de golf que se sitúa junto a la caldera. Desde aquí se obtienen unas vistas fantásticas de todo el conjunto.

Para volver al punto donde habíamos dejado el coche, tuvimos que continuar por la carretera, junto a las casas por donde comienza el sendero que desciende hacia el interior de la caldera. Aquí hay también algo de espacio para dejar el coche, en caso de querer empezar por este lado.

Tomás en el sendero

Tardamos aproximadamente hora y media en acabar el recorrido, con paradas de descanso y para sacar fotografías. El sendero se puede hacer en cualquiera de las dos direcciones, por lo que cada uno puede escoger cuál le gusta más.

Caldera de Bandama

Bajada a la caldera de Bandama

Aunque nosotros solo hicimos el sendero que rodea la caldera de Bandama por su parte superior, es posible descender hacia el interior por un sendero que conduce al fondo de la depresión.

El punto de inicio de la ruta se encuentra al atravesar la verja de entrada, que da acceso también a un mirador. Las coordenadas GPS del punto de inicio del sendero que desciende la caldera son estas: 28.035680818249652, -15.460022995604303.

Construcciones en el fondo de la caldera
Construcciones y sendero que conduce hacia el fondo de la caldera

En este sendero es posible llegar hasta el lugar en el que vivía Agustín Hernández, que fue el último habitante de la caldera de Bandama y residió allí hasta el año 2020. En la antigüedad, los campesinos utilizaban esa zona para su aprovechamiento. Agustín, que cuando abandonó la caldera tenía 93 años, subía y bajaba por el sendero todos los días.

Ladera norte de la caldera
Ladera norte con el pico de Bandama a la izquierda

En el fondo de la caldera de Bandama hay todavía varias edificaciones, como vivienda y establos, que se observan también desde lo alto. Además, en la mitad de la ladera norte existe también un yacimiento arqueológico aborigen que se usaba como almacén.

Qué llevar

Para hacer senderismo por la caldera de Bandama necesitarás lo siguiente:

  • Calzado de trekking
  • Protector solar
  • Sombrero o pañuelo para taparse del sol
  • Agua fresca
En el sendero hay que protegerse del sol
En el sendero hay que protegerse del sol

No es un sendero complicado, aunque sí tiene zonas en las que da algo de vértigo y con el suelo de picón o gravilla volcánica. Por esta razón es fundamental ir con calzado adecuado, para evitar resbalones. Si se va con niños, hay que ir con muchísimo cuidado, porque no hay vallas ni protecciones.

Zona del borde de la ladera
Zona del borde de la ladera

Nosotros combinamos esta excursión de media jornada con la visita a otro de los puntos icónicos de Gran Canaria, el Bufadero de La Garita. Visitamos la caldera de Bandama por la mañana, para evitar el sol de mediodía, y comimos después en Melenara, para pasar el resto del día por la costa.

Y tú, ¿ya has visitado la caldera de Bandama? ¿Prefieres el sendero que la bordea, o el que desciende al interior?

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar