Cómo visitar la isla de Sálvora

¿Sabíais que la isla de Sálvora, a pesar de ser parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, fue de propiedad privada hasta el año 2007? Esta bonita isla es la gran desconocida de las islas Atlánticas, mucho menos popular que sus hermanas mayores, Cíes o Ons. No por ser pequeña es menos interesante, así que hoy vamos a enseñaros la excursión que hicimos a la isla y todo lo que aprendimos sobre la historia del lugar. Seguro que después de lo que vamos a contaros os entrarán ganas enormes de visitarla.

¿Dónde está la isla de Sálvora?

Sálvora está situada frente a la península de O Grove, en la entrada de la ría de Arousa, en Galicia. Es la única de las islas del Parque Nacional de las Islas Atlánticas que pertenece a la provincia de A Coruña.

A pesar de haber nacido y crecido en las Rías Baixas, yo nunca había visitado la isla, y Tomás mucho menos. Así que, cuando nos surgió la oportunidad, nos lanzamos de cabeza. Empezamos la ruta en el puerto de O Grove, de donde sale el barco que lleva a la isla de Sálvora. El día estaba despejado y el mar tranquilo, así que disfrutamos de una travesía tranquila, navegando entre las bateas de la ría de Arousa y rodeados de gaviotas e incluso algún alcatraz.

Pazo de Sálvora junto a la sirena, el emblema de la familia que habitó allí
El pazo y la sirena nada más llegar a la isla

Al llegar a la isla nos recibió una bonita imagen del pazo, la playa y la sirena de Sálvora. Las gaviotas revoloteaban en el cielo y, aunque hacía viento, el sol comenzaba a templar el ambiente. Vamos a contaros lo que vimos durante nuestra visita a esta isla maravillosa que nos dejó enamorados a Tomás y a mí.

Isla de Sálvora: qué ver

Hay opciones que ver en Sálvora para todos los gustos: naturaleza, historia, playa, paisajes naturales y lugares repletos de leyendas. Y es que la isla está llena de rincones con encanto en los que aprender de la historia y la tradición de este rinconcito de las islas Atlánticas.

El pazo y antiguo almacén de salazón

En la isla existió un antiguo almacén de salazón, instalado en 1770 por Jerónimo de Hinojosa, del que hoy en día se pueden ver las instalaciones. Fue el primer almacén de este tipo en la ría de Arousa. En las instalaciones del pazo se conservan también objetos a modo de museo, como puede ser una dorna, barca de pesca tradicional.

Antiguo almacén de salazón en el pazo
Almacén de salazón

Aldea de Sálvora

En el siglo XIX, debido a las dificultades económicas de la época, los vecinos de la parroquia de Carreira se instalaron en la isla para hacerse cargo de las explotaciones agrícolas y ganaderas. Se estableció así una pequeña aldea de ocho casas en Sálvora, en la que vivían unas 70 personas. Hoy en día la aldea está abandonada, con casas en mejor o peor estado de conservación. Algunas están perfectamente conservadas, con sus puertas coloridas y su interior de típica casa antigua. La aldea de Sálvora es un testigo inigualable de la historia de la isla, que nos permite conocer mejor cómo se vivía en esa época.

Aldea actualmente abandonada.
Aldea abandonada de Sálvora

Faro de Sálvora

El actual faro de Sálvora está en funcionamiento desde diciembre de 1921. Se construyó para sustituir un faro anterior, que se consideraba poco eficaz. Cuando el faro estaba en construcción, se produjo un terrible naufragio en la isla de Sálvora, el del Santa Isabel.

Naturaleza de la isla

En la isla abundan las aves marinas, como las gaviotas patiamarillas. También es posible ver algunos cormoranes moñudos y cormoranes grandes secando las alas al sol. El agua de los alrededores de la isla es muy rica en vida debido a los llamados afloramientos marinos, por los que las aguas del fondo, más frías y ricas en nutrientes, ascienden a la superficie. ¡Es por eso por lo que el agua en las islas Atlánticas está tan fría!

Cormoranes en Sálvora tomando el sol

En la isla de Salvora se han habilitado charcas protegidas para los anfibios, por lo que os encontraréis pequeños recintos húmedos vallados.

Por fortuna, los eucaliptos no se han adueñado de toda la isla, como sí sucedió en Cíes, por lo que solo hay un pequeño bosque de ellos. Las que sí han invadido literalmente la isla son las calas que, aunque son muy bonitas, no son propias del entorno, por lo que se suelen organizar brigadas para su retirada. Sucede lo mismo con la uña de gato, en la misma situación.

Una de las plantas autóctonas que sí abunda en la isla es la llamada herba de namorar. ¿Sabéis por qué se llama así? Existe una leyenda que dice que, si arrancas un pedacito de esta planta y la introduces en el bolsillo de la persona amada, esta caerá rendida a tus pies. ¿Resultado? ¡La gente arrasa con la planta! Por eso es mejor dejarla estar en su sitio, que al enamorado lo conseguiremos por otros métodos…

Charca en el lavadero, donde viven gran cantidad de animales acuáticos.

Naufragio del Santa Isabel

El dos de enero de 1921 se produjo un terrible naufragio en isla de Sálvora: el del Santa Isabel, un buque correo a vapor que hacía la ruta desde Bilbao y llevaba gente hacia América. Debido al fuerte temporal, con olas de ocho metros, el barco trató de entrar en la ría de Arousa y chocó con el fondo de rocas muy cerca de donde se sitúa hoy el faro. Iban a bordo más de 260 personas.

Aunque en la aldea de Sálvora vivía más gente, aquel día había muy pocas personas, ya que el resto estaban en tierra firme celebrando las Navidades. Sin pensarlo dos veces, se lanzaron al mar con sus barcas para brindar auxilio. Entre los rescatadores se encontraban las tres heroínas de Sálvora, tres mujeres que, con sus esfuerzos, salvaron a todos los que pudieron.

También pasó a la historia Luis Cebreiro, un oficial del barco que consiguió mantener con vida a algunos pasajeros convenciéndoles de que no se tirasen al agua para no morir contra la escarpada costa. Se cuenta que este valiente oficial, debido a su enorme tamaño, no quiso subirse al bote para no desequilibrarlo, por lo que se salvó sujetándose al borde.

Faro actual de la isla, que todavía estaba en construcción cuando se produjo el naufragio del Santa Isabel
El faro actual estaba en construcción cuando se produjo el naufragio

A este barco se le conoce como el Titanic gallego, por la forma y la lentitud con la que se hundió, al igual que el famoso coloso. En el naufragio de isla de Sálvora Fallecieron 213 personas. El actual faro de Sálvora estaba todavía en construcción y se inauguró ese mismo año, por lo que no fue de utilidad para evitar el accidente. Todavía hoy se recuerda el naufragio en Sálvora, del que incluso se ha rodado una película.

Leyendas de la isla de Sálvora

Son muchas las leyendas que rodean las misteriosas tierras de Sálvora, a pesar de ser una isla tan pequeña. Aquí van algunas:

Fuente de Santa Catalina

Fuente de Santa Catalina
Fuente de Santa Catalina

Se dice que las mujeres que querían quedarse embarazadas y no lo conseguían bebían del agua de la fuente de Santa Catalina o Fonte da Telleira, pues eso las ayudaría a lograr ese objetivo. Otros, menos específicos, le otorgaban a la fuente propiedades curativas. La fuente no tenía ninguna placa que indicase si era potable o no, así que no nos arriesgamos. Un compañero de ruta sí bebió, aunque dijo que sabía un poco rara. Esperemos que no le haya sentado mal 😀

Es curioso, porque en Galicia son muy populares este tipo de leyendas sobre fertilidad, en las que piedras, fuentes e incluso las olas del mar tienen ese tipo de capacidad, a menudo asociadas con fechas destacadas o algún santo. ¿Pasará también en otras comunidades?

Sirena de Sálvora

Sirena Mariña en la entrada de la isla

Cuenta esta leyenda de Sálvora que los primeros propietarios de la isla, los Mariño, eran descendientes de una sirena y un caballero, don Froilaz, que se casaron y dieron origen a la familia. Pero la sirena era muda, así que aconsejaron al don Froilaz que le diera un susto muy grande para hacerla hablar. Froilaz fingió que iba a tirar a su hijo al fuego y la sirena profirió un gran grito, hablando por primera vez. Para conmemorar esta leyenda, en 1968 se mandó construir la estatua, que descansa en la playa mirando hacia el mar. Como curiosidad, en el escudo del pazo también hay una sirena, como símbolo de la familia.

La Santa Compaña

En la ruta hacia el faro se encuentra el alto de Gralleiros, un conjunto rocoso en el que se dice que se esconde la Santa Compaña. Para los que no sepáis de qué se trata, la Santa Compaña es una procesión de ánimas, o almas, que aparece por las noches y que lleva consigo a los desafortunados que se la encuentran.

Dice la tradición popular que, si vas con ellos, estarás condenado a vagar para siempre como alma en pena. También se cuenta que a su paso se puede oler la cera de las velas encendidas. Hay muchas variantes de la leyenda de la Santa Compaña, por lo que, según la zona de Galicia en la que preguntéis, os contarán una u otra.

Isla de Sálvora: cómo ir

  • Cómo ir a Sálvora: actualmente se puede visitar la isla en barco privado, siempre que se cuente con los permisos pertinentes (se pueden conseguir contactando con el Parque Nacional).
  • No existe línea regular en barco a Sálvora, por lo que hay que contactar con las navieras de la zona para organizar las visitas a Sálvora. En verano se suelen realizar visitas guiadas a la isla. En la página antes mencionada encontraréis información práctica sobre cómo llegar a la isla de Sálvora y sobre las navieras que acceden a la misma.
  • Los únicos baños de la isla están situados en el almacén de salazón, por lo que su disponibilidad depende de que esté abierto.
  • Tiempo en Sálvora: es una isla con poca altitud en la que es posible que haya viento. Además, no hay demasiados lugares en los que resguardarse del sol, por lo que hay que llevar protector solar (a poder ser biodegradable y respetuoso con el medio ambiente).
  • No hay papeleras, por lo que cada visitante deberá llevarse a casa sus propios desperdicios. Para ir a Sálvora y cuidar el entorno es muy importante llevarse toda la basura y no dejarla tirada, pues es una zona protegida.
  • No hay tiendas, restaurantes ni ningún otro servicio. ¡Es un entorno completamente natural! Así que recomendamos que, si piensas comer en Sálvora, lleves una fiambrera o un bocadillo, además de mucha agua, porque puede que haga mucho calor.

Isla de Sálvora: rutas

En la isla existen dos senderos: el de la aldea y el del faro. Los dos son de baja dificultad, con poca pendiente, y en total suman unos 5 km. La ruta del faro recorre la parte sur de la isla desde el muelle de atraque, llegando a la zona donde se produjo el naufragio del Santa Isabel. La ruta de la aldea, en cambio, se dirige hacia el norte hasta llegar al conjunto de casas abandonadas. Actualmente solo se puede acceder a la aldea con guía. Si estás pensando en hacer una excursión a Sálvora y te apetece visitar la aldea, necesitarás que alguien autorizado te acompañe.

No está permitido caminar fuera de los senderos para evitar dañar la delicada flora de la isla. Del mismo modo, no se pueden arrancar plantas, recoger conchas, llevarse arena… Se trata de un entorno protegido que hay que respetar al máximo.

¿Visitar Sálvora o Cíes?

Son lugares completamente diferentes. Las islas Cíes son más accidentadas, tal vez más espectaculares en cuanto a paisaje se refiere. Hay hasta cuatro rutas de senderismo distintas en dos de sus islas. Sálvora, en cambio, es un lugar de leyendas y de historias, con un paisaje muy bonito y muy fácil de recorrer. Así que, ¿por qué elegir si se pueden visitar las dos?

✅ ¿Te ha gustado Sálvora? Tal vez también te interesen sus hermanas las islas Cíes.

También puede gustarte...

6 Comments

  1. Muy interesante , la verdad es que se merece una visita ,aunque solo sea
    por la hierba esa tan prometedora que hay allí. ( Es broma ).El relato del naufragio es conmovedor.

    1. Pues acaban de hacer una película sobre el naufragio del Santa Isabel, que se estrenará en breve. A ver cómo cuentan la historia 🙂

  2. Me ha encantado el paseo. Yo estuve hace un par de años y me enamoré…Es un lugar lleno de encanto e historia de lo más interesante. Que fuese un coto de caza privado hasta hace tan pocos años me sigue pareciendo alucintante :/
    ¿Sabías que han rodado una peli sobre el naufragio?
    Ojalá no siga el mismo camino de Cíes y Ons y se mantenga con poquitas visitas y muyyy controladas.
    ¡Un abrazo!

    1. La peli la iban a estrenar en breve, no sé cómo habrá quedado la cosa…
      Yo también estoy de acuerdo con lo de controlar las visitas. Lo de Cíes y Ons es un desmadre, literalmente. El turismo masivo y descontrolado nunca es bueno.

  3. Sorprendente la cantidad de leyendas que puede haber sobre una isla tan pequeña!

    1. Pues sí, está llena de ellas. Es una visita genial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar