Guía para visitar Porto Santo

Las islas portuguesas son uno de nuestros destinos favoritos, debido a la diversidad de paisajes y la cercanía a la península. La isla de la que hablamos en este artículo es una de las grandes desconocidas para los españoles, aunque es muy popular entre los portugueses. Se trata de Porto Santo, una pequeña isla desértica del archipiélago de Madeira.

Visitar Porto Santo

Porto Santo es lo contrario de Madeira: si esta última es muy verde, montañosa y escarpada, la primera es llana, casi desértica y con un paisaje árido. Resulta curioso pensar que están a tan poca distancia una de la otra. Es el destino favorito de los madeirenses en verano, ya que, a diferencia de Madeira, la isla vecina cuenta con una extensísima playa.

¿Ya sabes todo lo que ver en Madeira? consulta nuestra guía con todo lo que necesitas saber para organizar un viaje a la isla y propuestas de rutas para varios días.

Cómo llegar a Porto Santo

Cómo llegar a Porto Santo
Ferry para llegar a Porto Santo

Es posible viajar a Porto Santo desde la península Ibérica y desde la isla de Madeira. Existen vuelos desde Lisboa, en Portugal, aunque en realidad la mayoría de los viajeros que deciden visitar este lugar lo hacen en una excursión de uno o varios días desde la isla vecina, ya que es mucho más popular y tiene vuelos desde muchos otros lugares en Europa.

Nuestro consejo es incluir Porto Santo en una ruta por el archipiélago de Madeira, dedicando cinco o más días a la isla principal y reservando uno o dos días para visitar la más pequeña. Eso sí: si lo que te gusta es la playa, puedes escoger quedarte en la isla más tiempo y desconectar.

Cómo ir a Porto Santo desde Madeira

Cómo llegar a Porto Santo desde Madeira
La opción más habitual para viajar a Porto Santo es el ferry

Las dos opciones son el avión y el ferry. Existen conexiones desde Funchal, sobre todo en los meses de verano, temporada alta de turistas en la isla.

✅ En avión: es posible ir a Porto Santo desde Funchal en avión. Los vuelos duran una media hora escasa y el precio, si se reserva el billete con antelación, puede ser inferior a 100 euros.

Ferry a Porto Santo: la opción que nosotros escogimos y recomendamos es ir en ferry. La naviera que tiene la concesión y realiza el trayecto es Porto Santo Line, con el ferry Lobo Marinho. Puedes consultar más detalles y comprar billetes aquí.

Es posible viajar únicamente como pasajero o llevar también el coche, aunque nosotros finalmente dejamos el coche en Madeira porque nos pareció muy cara esta última opción.

Ferry a Porto Santo: barco Lobo Marinho
El ferry Lobo Marinho en el puerto de Funchal

Aunque el trayecto en ferry dura unas dos horas y media, se hace entretenido, tanto por las vistas que se obtienen de las dos islas, como por el navío en sí. Y es que tiene un montón de cubiertas con distintos salones, bares y cafeterías, salas de juegos y hasta un cine. Nosotros nos lo recorrimos de arriba para abajo, desde las cubiertas inferiores hasta el solárium y helipuerto de la cubierta superior.

Cómo visitar Porto Santo: opciones y transportes

Para lo pequeña que es, la isla ofrece un montón de opciones para recorrerla, tanto por libre, como en una excursión. Las opciones para visitar Porto Santo son:

  • Coche de alquiler
  • Taxi
  • Bicicleta o moto
  • Excursión en autobús
  • Excursión en todoterreno
Muelle de Porto Santo

Visitar Porto Santo por libre

Para visitar la isla por libre, la opción más habitual es el coche de alquiler. Es posible llevarlo desde Madeira en el ferry, o también alquilarlo en la propia isla al llegar, ya que se ofrecen incluso alquileres de un día. Es posible alquilar también en el aeropuerto.

✓ Mejor consultar el precio del alquiler del vehículo y comparar qué es mejor, si llevarlo desde Madeira o alquilarlo en Porto Santo, ya que el transporte en el ferry es bastante caro.

También puedes optar por visitar la isla por tu cuenta en bicicleta, quad o ciclomotor. La isla es pequeña, aunque nosotros creemos que para hacerla toda en bicicleta es bastante esfuerzo, así que es posible también alquilar una eléctrica.

Esta era una de nuestras opciones principales, aunque finalmente optamos por otra. La empresa que habíamos visto para alquilar bicicletas era esta. No podemos hablar en primera persona, pero tienen buenas opiniones.

Mirador de la Portela

Visitar Porto Santo en una excursión

La opción más cómoda para recorrer la isla es hacerlo en excursión organizada. Hay de tres tipos: en autobús, en todoterreno y en taxi.

Las excursiones en taxi por Porto Santo son bastante habituales, al igual que en Madeira. Y es que ya tienen rutas organizadas con los destinos más populares y precios fijos, que se pueden consultar en las distintas paradas.

Vistas de la isla y Vila Baleira

Existen igualmente excursiones en autobús por la isla, que te llevan a la mayoría de lugares. También hay excursiones en todoterreno.

En realidad, el todoterreno no es muy necesario, ya que la isla tiene carreteras asfaltadas, pero sí es cierto que hay un tramo de tierra para llegar al lugar más bonito de la isla: el pico de Ana Ferreira.

Sin todoterreno, también puedes subir al pico de Ana Ferreira a pie desde los alrededores del campo de golf. Puedes llegar hasta allí en taxi, o con tu propio coche, y continuar después a pie.

✅ Si, como nosotros, no quieres complicarte con llevar el coche a la isla, puedes reservar una excursión para conocer Porto Santo como esta que te dejamos aquí.

Cuándo ir

Vista de Porto Santo desde el barco
Vista de Porto Santo desde el barco

La temporada alta para visitar Porto Santo son los meses de verano, en los que la isla multiplica el numero de habitantes. Es la época en la que todos los hoteles están abiertos y el ferry regresa a Madeira más tarde, debido a que hay más horas de sol. Fuera de la temporada alta, la isla está a medio gas, con menos servicios y restaurantes, menos hoteles en funcionamiento y sin ferry todos los días.

Visitar Porto Santo en temporada baja
Cuando fuimos nosotros ya era temporada baja

Nosotros fuimos en octubre, ya acabada la temporada alta, y nuestro guía nos iba enseñando todos los hoteles que estaban cerrados y los que sí permanecían abiertos. La mayoría de los hoteles de Porto Santo funcionan durante la temporada de mayo a octubre.

La ventaja que tuvimos al ir en esa época es que la playa estaba prácticamente vacía, casi para nosotros solos… No en vano, la isla pasa de unos 5000 habitantes en invierno a unos 34000 en verano.

Clima en Porto Santo

Clima árido de la isla
La isla es árida y con pocas lluvias

El clima en Porto Santo es seco durante la mayor parte del año, con temperaturas agradables. Las pocas lluvias se producen durante los tres meses del invierno. Esto contribuye a la aridez de la isla, que sufrió una terrible desertificación por la tala masiva de árboles en el pasado y que no se parece en nada a su vecina y hermana mayor.

Cuántos días visitar la isla

Según tus intereses, puedes escoger quedarte más o menos tiempo en la isla. Si lo que quieres es descansar y disfrutar de enorme playa de Porto Santo, puedes escoger una estancia más larga. Si eres como nosotros y te gusta más explorar que tirarte en la playa, entonces con uno o dos días puedes tener tiempo suficiente para conocer los principales atractivos de la isla.

Pico de Ana Ferreira
Pico de Ana Ferreira

Por lo general, la opción escogida por los que buscan hacer una excursión por la isla es quedarse una noche en Porto Santo o ir y volver en el mismo día. Ambas opciones son posibles, ya que el ferry desde Madeira sale por la mañana y regresa por la tarde. La mayoría de las excursiones se programan ya de forma en que te pueden recoger en el propio ferry y te llevan de regreso antes de la partida.

✓ Nuestra recomendación es quedarse un par de días en la isla para poder hacer alguna actividad de esnórquel o buceo, o dedicar un día a descansar en la playa y el otro a recorrer la isla en excursión o por tu cuenta.

Qué ver en Porto Santo

A continuación te indicamos qué visitar en una excursión de un día. Si has decidido pernoctar en la isla, más abajo encontrarás otras opciones para ampliar tu ruta.

Mirador de Portela (Miradouro da Portela)

Mirador de Portela
Vistas desde el mirador de Portela

Desde este increíble mirador se obtienen amplias vistas de la costa. Por un lado, se puede observar la Ponta do Passo y el islote de Cima hacia la izquierda, en un paisaje agreste y lleno de pequeños picos que le dan un aspecto de cola de dragón, un poco como sucede en el Mirador del Balcón de Gran Canaria.

Más hacia el centro se puede observar la marina de Porto Santo, donde seguramente está atracado el ferry, e incluso algún crucero, además de pequeños veleros.

Mirador de Portela

Ya hacia la derecha se extiende la costa de forma suave por la playa de Porto Santo, con sus 9 kilómetros de longitud. En medio, la pequeña población de Vila Baleira, núcleo urbano de la isla.

Hacia el fondo, si el día está despejado y sin bruma, se puede ver la Ponta da Calheta, con la playa del mismo nombre, que es el lugar donde finaliza la extensa lengua de arena.

Molinos de viento de Porto Santo

Molinos de viento de Porto Santo

Pocos molinos quedan en la isla ya. Se dice que el primero que existió en Porto Santo es anterior a 1800 y que, debido a que el relevo llano de la isla era propicio para los vientos, se convirtieron en una estampa habitual. Se utilizaban para moler cereales como el trigo o el centeno. A partir de la segunda mitad del siglo XX, fueron desapareciendo.

Se puede observar una pequeña hilera de molinos de viento muy cerca del mirador de Portela, formando una de las estampas más bonitas y emblemáticas de la isla.

Casa da Serra

Casa da Serra en Porto Santo
Casa da Serra

En la Serra de Dentro se puede visitar una pequeña casa-museo tradicional, la Casa da Serra. Aquí podemos visitar el interior de una vivienda que se conserva tal cual eran las habitaciones en épocas pasadas, en 1764.

La estancia principal de la casa también cuenta con paneles informativos en los que se explican elementos importantes de la historia de Porto Santo, como son las distintas industrias que fueron relevantes en la isla (la extracción y exportación de cal, agua mineral, conservas, vino, cereales) hoy en día desaparecidas.

Casa da Serra

En la Casa da Serra también podemos degustar alguno de los licores y galletas caseras preparadas por ellos. Son una auténtica delicia. Nosotros no somos muy de comprar de esas cosas, pero esta vez nos llevamos unas bolsitas.

✓ La Casa da Serra no permanece abierta todo el año, solamente durante los meses de mayor afluencia de visitantes, ya que la gestiona un particular.

Mirador del Pedregal (Miradouro do Pedregal)

Siguiendo la carretera que rodea la isla en dirección a Camacha pasamos por el mirador del Pedregal (un nombre muy evocador de la aridez del terreno). Aquí se pueden observar los restos de antiguas casas de las que ya solo quedan los muros del color de la tierra, difuminados con el entorno. Algún sendero de tierra lleva hacia una casa ya inexistente.

Mirador del Pedregal
Vistas desde el Mirador del Pedregal

A poca distancia de aquí comienza uno de los senderos de la isla, el de la Vereda do Pico Castelo, que rodea el Pico do Facho. Nosotros no hicimos ningún sendero por falta de tiempo y porque hacía muchísimo calor.

Pico de Ana Ferreira

Qué ver en Porto Santo
Pico de Ana Ferreira, lo mejor que ver en Porto Santo

Un lugar absolutamente imprescindible que ver en Porto Santo es el Pico de Ana Ferreira. Aunque su altitud no es excesivamente destacada, 288 metros, en esta zona podemos encontrar una formación geológica bellísima. Se trata de una estructura de columnas prismáticas que representa uno de los puntos geológicos más destacados de Portugal.

✓ Para llegar a las columnas prismáticas hay que recorrer un tramo de tierra. Si no se cuenta con el coche adecuado, se puede aparcar más abajo, junto al campo de golf, y subir a pie.

Mirador de las Flores (Miradouro das Flores)

Mirador de las Flores
Mirador de las Flores

Otro de los lugares destacados que visitar en Porto Santo es el mirador de las Flores, en el extremo suroeste de la isla. Aquí, desde lo alto, se puede ver a la izquierda el final de la inmensa lengua de arena de la playa, en la Ponta da Calheta, y al frente el impresionante islote de la Cal, que ejerce de prolongación de la isla principal, apenas separado por unos metros de agua.

✓ Es necesario tomar un pequeño tramo de tierra para llegar a este mirador.

Playa de Porto Santo

Playa de Porto Santo
Playa de Porto Santo

La joya de la isla y una de las mejores cosas que ver en Porto Santo es su enorme playa. Una larguísima lengua de arena que abarca casi toda la costa sur de la isla, desde la marina donde atraca el ferry hasta la otra punta de la isla, en Ponta da Calheta.

En sus extensos 9 kilómetros es posible tumbarse en la arena, disfrutar del mar o relajarse en alguna de las tumbonas. Aunque la playa va cambiando de nombre por zonas (Pedras Pretas, Cabeço da Ponta, Calheta…) es en realidad un único tramo enorme de arena.

Vila Baleira

Vila Baleira
Vila Baleira

La pequeña capital de Porto Santo es poco más que un pueblecito, pero esconde muchos encantos, empezando por su iglesia matriz y pasando por la Casa de Cristóbal Colón. Aquí se encuentran la gran mayoría de servicios de la isla y, además, tiene acceso directo a la maravillosa playa, a ambos lados del muelle. La pequeña ciudad se puede recorrer a pie sin problema, debido a su reducido tamaño.

Casa de Cristóbal Colón

Casa de Colón en Vila Baleira
Casa de Colón en Vila Baleira

Sí, al igual que en Las Palmas de Gran Canaria, aquí también tienen su Casa de Colón. Aquí se exponen piezas históricas en una casa que fue habitada por Colón durante su estancia en Porto Santo tras casarse con Felipa Moniz, que nació en la isla. Es una visita ideal si te gusta la historia y quieres aprender más sobre los Descubrimientos. Hay que pagar una pequeña tasa por entrar.

Otros lugares que ver en Porto Santo si tienes más tiempo

Si has decidido pasar más días de la isla, todavía te quedan algunos rincones interesantes por descubrir:

Mirador de las Lombas

En este mirador tenemos unas vistas privilegiadas de la playa. Puedes disfrutarlas desde el mirador o tomándote algo en un bar que está un poco más atrás, junto a uno de los pocos molinos que quedan en la isla.

Vistas desde el Mirador de las Lombas
Vistas desde el mirador hacia la playa

Dunas de Porto Santo, Fonte da Areia

Por detrás del aeropuerto existe una zona dunar que regala grandes paisajes, incluidas curiosas formaciones geológicas con forma de desfiladero de arena cercanas al mirador de Fonte da Areia (Fuente de Arena).

✓ La verdad es que nosotros queríamos ir hasta allí, pero nos dijeron que hace unos años se produjo un derrumbe en la zona y existen carteles avisando del peligro, así que no nos acercamos.

Museo Etnográfico do Cardina

Una alternativa a la casa típica que visitamos nosotros puede ser este museo de Camacha, que muestra artefactos cotidianos de la vida en Porto Santo. Nosotros no lo visitamos por falta de tiempo.

Qué hacer en Porto Santo: otras actividades

Islote de Cal
Islote de Cal

Si vas a permanecer más días en la isla, seguramente te apetecerá hacer alguna actividad diferente, ya que la isla en sí es pequeña. Además del golf y la pesca, hay varias posibilidades:

Senderismo: en Porto Santo existen un par de senderos delimitados que recorren la parte alta y ofrecen bonitas vistas. Eso sí, ojo con el sol, porque como ya dijimos, la isla es árida y con poca vegetación.

Kayak: es posible disfrutar de la espectacular costa de Porto Santo en kayak, con sus acantilados e islotes. Una buena opción si te gusta disfrutar del mar. Puedes reservar aquí la excursión.

Snorkel: y ya si te interesa la vida marina, puedes optar por hacer snorkel en sus aguas mediante una excursión organizada en Porto dos Frades.

¿Qué te ha parecido nuestra ruta por Porto Santo? Ahora ya tienes todos los detalles para organizar tu visita a esta isla de Portugal. ¡No te decepcionará!

Nota: este artículo contiene enlaces de afiliados. Si reservas a través de ellos, yo obtendré una pequeña comisión, pero tu precio final será el mismo. Todo lo que recomendamos son opiniones personales y gracias a ello, nos ayudas a mantener este blog.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad