Qué ver en Hoi An

Tras nuestra ruta en moto desde Hue, la siguiente parada en nuestro camino fue Hoi An. Si tuviésemos que quedarnos con una sola cosa del viaje, tal vez sería esta. Este lugar fue nuestro favorito de nuestro viaje por Vietnam en 15 días; y es que Hoi An es un pueblo que desprende una magia difícil de describir. En sus calles es posible alejarse del ruido del tráfico; se puede disfrutar del ambiente tranquilo que desprende por todas las esquinas y sentir que se ha retrocedido en el tiempo. Nosotros nos marchamos de allí deseando poder quedarnos más días, simplemente para callejear, sentarnos en un restaurante o disfrutar de los farolillos en el río al anochecer.

✅ Consulta aquí la lista de posts de nuestra ruta por Vietnam en 15 días:

Un poco de historia

Atravesada por el río Thun Bon, Hoi An fue una vez un importante puerto en el que se congregaban distintas culturas. Tras un período de decadencia, la ciudad resurgió de nuevo como punto turístico, conservando el encanto de sus casas antiguas y sus calles atrapadas en épocas pasadas. Hoy en día Hoi An es Patrimonio Mundial desde 1999, por lo que la ciudad antigua está bien conservada.

Ciudad antigua de Hoi An en Vietnam

Qué hacer en Hoi An

Esta bella ciudad es hoy en día conocida por su magnífica oferta culinaria y por la cantidad de sastrerías que alberga. Lo más recomendable es callejear por la ciudad antigua para captar su esencia: el mercado, en el que venden todo tipo de comida y objetos curiosos, el famoso puente japonés, icono de la ciudad, los callejones adornados con farolillos

Puente japonés
El famoso puente japonés

En la ciudad antigua existen diversas oficinas de venta donde se puede adquirir una entrada que da acceso a diversos puntos de interés: casas familiares, museos, templos… En abril de 2016 la entraba costaba 120.000 dongs y daba acceso a 5 lugares a escoger entre una lista de 22 atractivos distintos. Nosotros adquirimos la entrada en la oficina que se encontraba junto al puente japonés, la que nos pareció más fácil de localizar.

Templo en Hoi An
Uno de los templos de Hoi An

Visitar la zona antigua del pueblo de noche es una experiencia que no se debe dejar pasar. La ciudad se transforma en un juego de luces y colores; las lugareñas venden farolillos a los turistas para que los enciendan y depositen en el río, por lo que este se llena de pequeños puntos de luz que navegan corriente abajo. Si se cruza el puente que lleva a An Hoi, al otro lado del río frente al puente japonés, el espectáculo de luz es impresionante. Es, sin duda, una de las estampas más bonitas que disfrutamos durante nuestro viaje por Vietnam.

Farolillo flotando en el río
Un farolillo en el río
Hoi An de noche
Hoi An de noche

Desde el pueblo también es posible desplazarse en bicicleta entre campos de arroz hasta la playa de Cua Dai, situada a 4 kilómetros. Cuando nosotros fuimos la playa estaba en malas condiciones debido a un temporal que arrastró toda la arena, pero aún así el camino hasta allí nos pareció muy agradable.

Ya sea para estar dos días o para pasar una semana, Hoi An es siempre una buena opción para descansar del bullicio y disfrutar de uno de los lugares más pintorescos y auténticos de Vietnam.

An Hoi, al otro lado del río
Vista de An Hoi, al otro lado del río

Excursiones desde Hoi An

Es posible visitar lugares muy interesantes cerca de Hoi An. Nosotros contratamos una excursión hasta el Santuario de My Son y también visitamos las montañas de Mármol justo antes de llegar. Existen otras opciones que no tomamos, como la visita a Tam Thanh o las colinas de Ba Na, con el Golden Bridge (no existía cuando estuvimos en Vietnam). Todas son buenas opciones, aunque quedarse en Hoi An durante varios días disfrutando nada más que de la ciudad también es buena idea.

Consejos para visitar Hoi An

  • Para saber más sobre Hoi An, podéis visitar el siguiente enlace de la oficina de servicios turísticos.
  • Nosotros escogimos un hotel que se encontraba muy cerca de la ciudad antigua para así poder desplazarnos a pie sin dificultades. También es posible alojarse cerca de la playa; muchos hoteles ofrecen servicio de transporte hasta la zona antigua.
  • En Hoi An es muy fácil desplazarse a pie o en bicicleta, lo que aumenta la sensación de tranquilidad de la ciudad.
  • Para visitar los puntos turísticos solicitan vestir de forma recatada: no es recomendable vestir camisetas sin mangas o ropa por encima de las rodillas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar