Palacio da Breijoeira

Palacio da Breijoeira

Las mejores experiencias suelen ocurrir cuando menos te lo esperas. Esto nos sucedió a nosotros con el palacio da Breijoeira, en Portugal. Y es que estábamos celebrando nuestro aniversario en Mondariz, y decidimos pasear sin rumbo fijo para ver qué nos encontrábamos. Cruzamos hasta Portugal y vimos unos carteles que indicaban el camino hasta este lugar, así que allá nos dirigimos, sin tener ni idea de lo que íbamos a encontrar.

Cuando llegamos, vimos que era posible hacer visitas guiadas a las instalaciones. Preguntamos en recepción y nos dijeron que en breve iban a comenzar una, así que nos anotamos. Fue una idea estupenda. Hoy vamos a hablaros de este bonito palacio que podéis encontrar en el norte de Portugal, muy cerca de la frontera con Galicia.

entrada principal Palacio da Breijoeira

En el norte de Portugal, a unos 6 km de Monção, se encuentra este bonito palacio que ofrece la posibilidad de recorrerlo con visitas guiadas. Construido a principios del siglo XIX, pasó por las manos de diversos propietarios hasta que en el 2010 fue abierto al público para su visita. Es un palacete de estilo neoclásico con forma de L y tres torres (no podía tener cuatro puesto que los propietarios no eran miembros de la realeza). Está rodeado de frondosos jardines y 18 hectáreas de viñedos que producen un vino alvarinho elaborado y vendido por el propio palacio.

vista de la puerta principal

Visita guiada al palacio da Breijoeira

El palacio ofrece varias opciones de visitas guiadas, una de ellas por dentro de las estancias del palacio. En este recorrido visitamos varias salas como la biblioteca, el jardín de invierno o las distintas habitaciones, además de una bonita escalinata adornada con azulejos. En todo el palacio reina una decoración estilo imperio y con adornos orientales, además de abundar las alfombras persas y las lámparas francesas. En el interior no estaba permitido hacer fotos, por lo que no podemos mostrároslas.

Parte trasera Breijoeira

Posteriormente accedimos al exterior para apreciar la que fue la primera fachada principal del palacio, hoy en día situada en un lateral. Frente a esta puerta, un jardín con fuentes y estatuas y parte de los viñedos. Esta fachada fue relegada a secundaria cuando se construyó la actual fachada principal, que está orientada hacia la carretera. La visita continuó por el exterior hasta la antigua bodega, donde se elaboraba el vino para consumo del propio palacio y donde actualmente se almacena el aguardiente producido.

Antigua fachada principal
Antigua bodega de Breijoeira

El edificio, actualmente repleto de barriles, conserva el encanto pasado de cuando fue una capilla. A su lado, la bodega actual. La última parte del palacio visitada es la capilla ubicada junto a la puerta principal. Tras acabar la visita guiada pudimos acceder también a las antiguas caballerizas, ubicadas junto a la taquilla donde se adquieren las entradas.

Si queréis saber más del palacio, podéis consultar su página oficial (en Portugués).

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad