Bahía de Paraty

Paseo en escuna en Paraty

La excursión más popular en Paraty es, sin duda, el paseo en escuna. La bahía de Paraty brinda paisajes increíbles gracias a sus pequeñas islas, su mar azul, los pequeños barcos de pescadores y las garzas que sobrevuelan buscando algo que robarles. El paseo ofrece la oportunidad de disfrutar de la navegación, nadar en aguas claras y descansar en pequeñas playas. Hoy os contamos nuestra experiencia durante nuestro paseo en escuna en Paraty. No os perdáis esta visita a un rincón menos conocido del estado de Río de Janeiro.

Las escunas de Paraty

Las escunas son barcos de mayor o menor tamaño (por norma general tienen dos pisos, con capacidad variable). Los paseos tienen una duración aproximada de 5 horas y hacen un recorrido determinado por la bahía. Lo más habitual es que se visiten dos playas y dos islas. Los barcos ofrecen comida y bebida a bordo, por lo que no suelen permitir que lleves tus propios alimentos. Por norma general, tienen mesas en las que comer, baños y lugar para cambiarse. Muchas también alquilan tubos y máscaras de esnórquel y cuentan con un pequeño bote para llevarte hasta la orilla durante las paradas si no quieres nadar.

Tomás en la escuna

Nosotros nos embarcamos en la escuna Shalom y, como era día entre semana, viajamos con muy poca gente en el barco. Eso nos permitió sentarnos con libertad y nadar sin demasiados compañeros, lo que siempre es un plus.

Durante el camino hacia nuestras paradas en el recorrido, fuimos disfrutando de otras islas de la bahía, muchas de las cuales son, a día de hoy, propiedades privadas. Así, nos encontramos con la Ilha da Bexiga, la Ilha Rasa, donde hubo un restaurante que hoy en día está cerrado, o la Ilha do Mantimento, famosa porque aquí grabaron escenas de la luna de miel de la archiconocida saga de vampiros Crepúsculo. Pero también nos encontramos pequeños islotes, mucho más atractivos para nosotros, en los que no había ninguna edificación, exceptuando los nidos de las garzas y otras aves marinas.

Un pescador y una garza
Las garzas acompañan a este pescador en su trabajo

Las paradas

Las paradas de nuestro paseo en escuna en Paraty nos llevaron a dos pequeñas playas en tierra firme ubicadas en el cabo que delimita al sur la bahía Carioca, donde se encuentra Paraty, y a dos islas cercanas. La mayoría de las escunas paran en lugares muy similares, por lo que para acceder a zonas más remotas es necesario alquilar un barco privado. Las paradas tienen una duración de unos 40 minutos en cada lugar, aunque nosotros hubiésemos preferido estar más en unos lugares y menos en otros.

Nuestra primera parada fue en Ilha Comprida, lugar conocido por la claridad de sus aguas (en la zona la apodan de “acuario natural”, por lo que es una buena parada para hacer esnórquel). Si te quedas cerca del barco verás bastantes pececillos, puesto que les dan de comer desde las embarcaciones para que se acerquen y están acostumbrados (cosa que no se debería hacer, como ya os comentamos en nuestro post sobre turismo responsable con los animales). Si, como hicimos nosotros, os alejáis un poco del barco, descubriréis pequeñas anémonas y estrellas de mar sobre las rocas del fondo, además de otros peces de colores que no se acercan a los barcos, por lo que la experiencia es completamente distinta.

Praia da Lula
Praia da Lula

La segunda parada nos llevó a la Praia da Lula, una pequeña cala en tierra firme. Se trata de un pequeño arenal delimitado por piedras a ambos lados, con un par de casitas privadas junto a la arena. Es una playita tranquila en la que bañarse o descansar al sol, aunque no es un buen lugar para hacer esnórquel porque el fondo es arenoso y turbio. Como yo no soy muy fan de tomar el sol, volví nadando al barco y me dediqué a sacarles fotos de incógnito a mis compañeros cual paparazzi experta. Sentí envidia de ellos cuando volvieron, sin embargo, porque en el camino encontraron una galleta de mar, un animalito marino también llamado dólar de arena que yo no había visto nunca.

En la tercera parada del recorrido aprovecharon para servirnos la comida, que habíamos encargado previamente. Paramos en la Ilha da Pescaría, apodada en la zona Lagoa Azul por su color. Nosotros nos quedamos un poco decepcionados porque pensamos que tendríamos tiempo de sobra para bajar al agua. Cuando nos dimos cuenta, el barco ya estaba zarpando y no habíamos acabado de comer.

Bahía de Paraty

La cuarta y última parada fue en la Praia Vermelha, una playa algo más larga que la Praia da Lula. Junto a la playa había una pousada, algún bar y una zona de manglares. Como estábamos con la barriga llena nos entró pereza de meternos en el agua y recurrimos al bote para que nos llevase hasta la orilla. No las tenía todas conmigo, pero finalmente conseguí que la cámara de fotos no se perdiese sin remedio en las profundidades…

Praia Vermelha
Praia Vermelha

Informacion práctica para el paseo en escuna en Paraty

  • Los precios en noviembre de 2019 rondaban los 80 reales. En algunos lugares ofrecen descuentos para grupos, sobre todo en días bajos, o precios más económicos si se contratan varias excursiones con la misma agencia. En los alojamientos suelen tener acuerdos con empresas, por lo que también se puede consultar si hacen algún descuento. Lo mejor es preguntar en varias agencias y comparar precios y rutas.
  • En ocasiones, si no llenan el barco, te cambian de embarcación, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de reservar.
  • El entretenimiento a bordo (suele haber un músico o cantante) y el 10% de cargo por servicio no suelen estar incluidos en el precio.
  • Si no os gustan las multitudes y preferís los paseos privados, en Paraty era posible conseguir una lancha privada para cuatro personas. El precio en noviembre de 2019 rondaba los 250 reales por persona.
  • En el muelle se pueden ver las distintas escunas y te ofrecen directamente precios más baratos que a través de agencias. Nosotros, por nuestro lado, escogimos tramitarlo a través de una agencia porque garantizan el servicio y responden a posibles reclamaciones. Lo mismo sucede con las excursiones en todoterreno, puesto que el turismo está bastante controlado y la policía suele hacer controles en la carretera. Si paran el vehículo y no tiene licencia, adiós excursión.
  • Las escunas salen tarde, sobre las 11. En temporada baja o entre semana es posible cerrar el paseo por la mañana si todavía no está lleno.
  • Podéis consultar más información de la región en nuestro post sobre qué ver en Paraty.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Celia dice:

    Parece un sitio maravilloso para pasar unas vacaciones relajadas!

    1. Sí, sobre todo en temporada media/baja. En temporada alta en Brasil, es decir, lo que son nuestros meses de invierno, la zona se llena bastante de turismo nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad