Ballena Franca en Península Valdés

Península Valdés: ballenas, pingüinos y elefantes marinos

Nuestra primera incursión en la Península Valdés fue para embarcar en Puerto Pirámides en un barco para avistar ballenas. Desde Puerto Madryn hasta Puerto Pirámides se tarda entre 1 hora y 1 hora y media, dependiendo de la cantidad de gente que haya en el puesto de entrada al Área Natural Protegida. Para acceder hay que abonar una entrada (en noviembre de 2017 eran 415 pesos argentinos por persona para extranjeros y 30 pesos argentinos por entrada de vehículo alquilado). Nos vimos obligados a pagar en efectivo porque en el puesto no tenían red, así que no se podía usar tarjeta. Dependiendo de la hora también es posible que se forme cola para entrar, por lo que hay que tenerlo en cuenta para calcular los tiempos. También se puede reservar algo de tiempo para visitar el centro de visitantes que se encuentra en el camino y proporciona información sobre el lugar.

Puerto Pirámides

Puerto Pirámides es una pequeña localidad de apenas unas pocas calles localizada en el golfo Nuevo. Su nombre se debe a los acantilados rocosos cercanos, que tienen forma de pirámide. De esta localidad salen los barcos que se adentran en el golfo para avistar ballenas. Curiosamente, en lugar de salir desde un muelle los barcos entran y salen del agua sobre una plataforma remolcada por un tractor desde la playa, que se adentra en el agua hasta que la barca flota y puede salir.

Tractores remolcadores en Puerto Pirámides

La excursión en barco duró aproximadamente 1 hora y media. En noviembre hay muchas menos ballenas puesto que la mayor parte ya se han ido marchando, pero todavía pudimos verlas con facilidad. Tuvimos la suerte de toparnos con una madre y su ballenato que se acercaron mucho al barco, por lo que pudimos sacarles unas fotos maravillosas.

Ballena Franca Austral

La ballena franca austral es un gigante amable y curioso que puede llegar a medir 16 metros. Se desplazan hasta esta región para aparearse y dar a luz a sus crías, por lo que durante la temporada alta hay gran cantidad de ballenas en la zona.

Ballena Franca en Puerto Pirámides

Del mismo modo que a las ballenas jorobadas se las identifica mediante el patrón de color de su aleta caudal, a las ballenas francas se las reconoce por su patrón de callosidades, que presentan desde su nacimiento y no cambia durante el crecimiento, permaneciendo igual para toda su vida. Estas ballenas también se alimentan mediante filtración, utilizando sus barbas para atrapar el alimento.

Ballena Franca en Patagonia

Tras disfrutar durante un rato de estos maravillosos animales tomamos rumbo de nuevo hacia el pueblo, no sin antes divisar un grupo de cormoranes y una lobería.

Cormoranes en Puerto Pirámides

Lobos marinos en Puerto Pirámides

Al tocar de nuevo tierra firme nos dirigimos por una ruta de ripio a Caleta Valdés, uno de los lugares más icónicos de la península, pero no sin antes repostar combustible en el pueblo ya que más adelante no tendríamos dónde hacerlo. En Caleta Valdés hay una lengua de tierra que discurre paralela a la costa y forma una ensenada con conexión a mar abierto.

Caleta Valdés

Caleta Valdés

Es famosa porque en esta zona abundan los elefantes marinos, además de que también existe una pingüinera donde anidan los pingüinos de Magallanes. Pero esta zona de la costa es conocida sobre todo porque en ocasiones es posible observar orcas cazando mediante el método de varamiento intencional, un espectáculo único que no es fácil de ver. A pesar de estar en temporada de orcas no tuvimos esa suerte. Sin embargo, al día siguiente conocimos a un chico que había estado en el mismo lugar media hora después y dijo que sí las había visto. Qué le vamos a hacer…

Pingüino en Caleta Valdés

Tras detenernos un rato en la pingüinera para ver a los pingüinos anidando seguimos el camino hasta Punta Cantor, donde tomamos un sendero que discurre junto a la costa y cuenta con varios miradores que permiten observar a los elefantes marinos de cerca.

Elefante marino en Caleta Valdés

Estos simpáticos animales que parecen estar siempre sonriendo presentan un gran dimorfismo sexual, ya que los machos son mucho más grandes que las hembras y además tienen el hocico similar a una pequeña trompa (por eso son llamados elefantes). Los machos, además, compiten con fiereza entre ellos para dominar la playa y las hembras, dejando imágenes espectaculares. Las crías de elefante marino son una de las presas favoritas de las orcas debido a su tamaño y su gran aporte calórico.

Elefantería en Caleta Valdés

Como las distancias en la península son grandes no tuvimos tiempo de visitar nada más, así que regresamos a Puerto Madryn cruzándonos con unos cuantos guanacos por el camino, y nos dispusimos a descansar para madrugar al día siguiente.

Guanaco en Península Valdés

CONSEJOS PRÁCTICOS:

  • Llevar pesos en efectivo para pagar el acceso al Área Natural Protegida.
  • Es recomendable tomar medidas contra el mareo para evitar que se estropee la excursión, ya que el barco se mueve bastante debido al viento.
  • Aunque en noviembre todavía encontramos ballenas en la región, la época de más abundancia se produce unos meses antes.
  • Llevar ropa contra el viento y el frío.
  • Usar protector solar durante la navegación.
  • Antes de adentrarse en la península es importante comprobar que se cuenta con combustible suficiente para regresar, ya que no hay nada en kilómetros a la redonda y es muy probable que tampoco haya señal móvil.
  • Las carreteras son de ripio, por lo que se recomienda extremar la precaución.
  • En ocasiones los guanacos se cruzan en el camino; hay que ir muy atento a la fauna para evitar accidentes.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad