Piodao: qué ver en el pueblo de pizarra de Portugal

Existe un pueblecito en Portugal famoso por parecer un pequeño Belén hecho de pizarra; un lugar de cuento, oculto entre las montañas. Te contamos qué ver en Piodao y cómo organizar tu visita a este lugar de cuento.

Calles de pizarra del pueblo

El centro de Portugal es una caja de sorpresas para los amantes de lo rural. Entre otros tesoros, aquí se encuentran las Aldeas Históricas, o Pueblos Históricos de Portugal, un conjunto de doce pequeños pueblecitos con un encanto particular. De todos ellos, Piodao se considera la guinda del pastel.

Esta es la lista con los doce Pueblos Históricos de Portugal:

  • Almeida
  • Belmonte
  • Castelo Mendo
  • Castelo Novo
  • Castelo Rodrigo
  • Idanha-a-Velha

Dónde está Piodao

Piodao se encuentra en el corazón de la Sierra de Açor, una escarpada y serpenteante sierra situada cerca de la más conocida Serra da Estrela. Ambas son parte de la Cordillera Central de Portugal y forman uno de los paisajes más bellos y accidentados de Portugal.

Que ver en Piodao

Piodao forma parte del ayuntamiento de Arganil. Su primera mención data de 1527, cuando se hizo el primer censo nacional. Aquí vivían solamente dos personas en la época. El origen del pueblo se relaciona con los pastores medievales y posteriormente con un monasterio del que ya no quedan restos.

Cómo llegar a Piodao

Como Piodao es un pueblo oculto entre montañas, será necesario llegar por carretera, y ya avisamos que es estrecha y sinuosa. Las principales ciudades desde las que se puede llegar a Piodao son las siguientes:

  • Llegar a Piodao desde Oporto: unas dos horas y media de trayecto. Puedes llegar a Oporto en avión, luego hay que bajar hasta Coimbra y continuar la carretera.
  • Llegar a Piodao desde Coimbra: aproximadamente 1h 35 minutos. Aconsejamos ir por la carretera que pasa por Côja, ya que la que sigue por el norte tiene un último tramo de camino municipal antes de llegar a Foz d’Égua que da escalofríos.
Como llegar a Piodao

Si vienes desde el centro de España y quieres ir a Piodao desde Salamanca o Cáceres directamente, te tocará llegar por el Este. El último tramo de carretera tras abandonar la N230 es un camino municipal muy estrecho y que va a gran altura. Para los que tenemos vértigo puede suponer un gran desafío.

✓ Puedes visitar el resto de Pueblos Históricos, más fáciles de acceder en el eje de la A23 y la A25, y después llegar a Piodao por el Oeste. Belmonte es un buen punto de partida para visitar el resto.

Carretera para ir a Piodao

Como está en medio de la montaña, para ir a Piodao tendremos que tomar carreteras estrechas, muy altas y con curvas que además no siempre tienen quitamiedos. Yo reconozco que para mí fue complicado conducir por ahí, teniendo en cuenta que tengo vértigo.

Vistas desde la carretera para ir a Piodao
Vistas desde la carretera para ir a Piodao

Sin embargo, el premio al llegar es encontrarte una encantadora aldea de pizarra, con un aspecto de lugar de cuento y adornando la ladera de la montaña de una forma muy especial. Las vistas recompensan el esfuerzo.

✓ Justo a la entrada del pueblo han delimitado una zona de aparcamiento que abarca dos tramos de la carretera que hacen una curva.

Piodao, qué ver

Piodao está considerada como Inmueble de Interés Público desde 1978, y es con razón. Las casas del pueblo, prácticamente todas hechas de pizarra, ofrecen un contraste gracias a sus puertas y ventanas de azul intenso.

Casas de Piodao con las ventanas y puertas azules
Casas de Piodao con las ventanas y puertas azules

Algunas casas lucen también cruces sobre las puertas que muestran la devoción religiosa de sus habitantes y que tratan de dar protección al hogar.

Cuando visitas Piodao, no solo el pueblo parece suspendido en el tiempo, sino también sus habitantes. Señoras de aldea de toda la vida, mujeres vestidas de negro riguroso y hombres con sus boinas y chaquetas. Es un ambiente muy especial.

Largo Cónego Manuel Fernandes Nogueira

Qué ver en Piodao: plaza principal
Largo Cónego Manuel Fernandes Nogueira

La plaza principal del pueblo, por donde accedemos nada más dejar el coche aparcado, está presidida por el busto del canónigo Manuel Fernandes Nogueira, un religioso nacido en Loriga que llegó a Piodao en 1885 y fundó un colegio para preparar a los querían acceder al seminario.

✓ El colegio ya no existe hoy en día, pues se demolió para hacer cambios en la plaza.

Iglesia Matriz

La Iglesia Matriz es, probablemente, el edificio más llamativo que ver en Piodao. Destaca presidiendo la plaza del pueblo y, con sus paredes completamente blancas, parece casi de juguete. La fachada tiene un frontón neobarroco y cuatro contrafuertes que le dan aspecto de pequeño castillo.

Iglesia Matriz de Piodao
Iglesia Matriz de Piodao

Construida en el siglo XVII y con varias remodelaciones, alberga una escultura de la patrona en el interior que data del siglo XVI y era de un templo anterior.

Al igual que el resto del pueblo, cuenta con ribetes y decoraciones en azul. En lo alto del campanario, una curiosa figura con forma de ángel que toca la trompeta adorna la cruz encima del reloj.

Alrededor de la iglesia se arremolinan algunos puestos de venta de souvenirs, que nos hacen sospechar que Piodao está en ese temido limbo entre los lugares únicos con encanto y los destinos turísticos ya demasiado conocidos.

Puestos de souvenirs

Es muy curioso tener la sensación de haber retrocedido 200 años en el tiempo, pero con calles llenas de souvenirs. Si efectivamente quieres llevar algo para casa, encontrarás desde licores, miel y pequeñas casitas de pizarra hasta cestos.

Edificios de molienda y cocina

En el corazón del pueblo existe un horno comunitario en el que los vecinos cocían sus masas para hacer pan. Existían dos hornos en el pueblo, aunque solo uno era de uso público. En el horno comunitario podían cocer su pan tres o cuatro personas al mismo tiempo, gracias a su tamaño.

Horno comunitario
Horno comunitario del pueblo

Junto a la playa fluvial de Piodao se conserva un molino de agua de los 14 que antiguamente se usaban para moler en el pueblo. Los vecinos se iban turnando por días y la velocidad de molienda dependía de la cantidad de agua que bajase por el río, que difería mucho entre el verano y el invierno.

Miradores que ver en Piodao

Que ver en Piodao: mirador junto al cementerio
Mirador junto al cementerio

Aunque, sin duda, lo más bonito que ver en Piodao es la panorámica que ofrece el pueblo desde distintos puntos alejados. Nosotros recomendamos observar el pueblo desde cuatro puntos de vista diferentes:

  • Desde las inmediaciones del cementerio
  • En la carretera que baja a Foz d’Égua
  • Desde la carretera que sube al hotel Inotel
  • Desde la era del pueblo
Vistas desde la carretera que baja a Foz d'Égua
Vistas desde la carretera que baja a Foz d’Égua

Desde aquí obtenemos algunas de las panorámicas más encantadoras que ver en Piodao, que se desparrama montaña abajo y es, sin duda, una de las estampas más bonitas de los Pueblos Históricos de Portugal.

✓ No olvides pasar por la oficina de turismo para pedir un mapa del pueblo y solicitar información útil para tu visita. Aquí se encuentra también el Núcleo Museístico de Piodao.

Otros lugares que ver en Piodao

Capilla de San Pedro
Capilla de San Pedro

Aunque lo más importante que hay que ver en Piodao es el conjunto del pueblo en general, te dejamos una lista con algunos puntos de interés que puedes buscar mientras callejeas:

  • Capilla de San Pedro
  • Fuente de los Algares
  • Capilla de las Almas

La capilla de las Almas, del XVIII y remodelada en el XX, era la capilla mortuoria del pueblo. La capilla de San Pedro acoge la imagen del patrón, una figura del XVI. La fuente de los Algares está construida en piedra y tiene una pequeña virgen bajo un arco ojival.

Fuente de los Algares
Fuente de los Algares

Son todas pequeñas edificaciones, que no destacan en exceso, pero resulta divertido ir buscándolas. Y es que la mejor manera de visitar Piodao es recorrer sus callejuelas de pizarra, llenas de verdín; subir y bajar por sus estrechas escaleras, descubrir sus pequeños rincones escondidos.

✓ Un lugar muy particular es la acequia, que atraviesa las calles del pueblo y que cuando fuimos nosotros no tenía agua.

Acequia de Piodao
Acequia de Piodao

Qué hacer en Piodao

Aunque es un pueblo muy pequeño, hay bastantes cosas que hacer en Piodao durante tu visita. Nosotros nos quedamos con tres: ver el pueblo de noche, bañarse en la playa fluvial y seguir la ruta hasta Foz d’Égua.

Ruta de senderismo hacia Foz d'Égua

Ver el pueblo de noche

Si hay algo de lo que nos arrepentimos durante nuestra visita a Piodao, es de no habernos quedado a dormir. Las imágenes que hemos visto del pueblo iluminado por la luz tenue de las farolas son algunas de las estampas más bonitas que ver en Piodao.

La verdad es que en mis planes entraba quedarme hasta que oscureciese para poder ver el pueblo de noche, pero cambié de idea al circular por la carretera que lleva hasta allí, ya que no quise hacerla sin luz por su dificultad. Definitivamente, si decidimos ir a Piodao de nuevo, nos quedaremos a dormir para ver el pueblo de noche.

Bañarse en la playa fluvial

Puente de acceso a la playa fluvial
Puente de acceso a la playa fluvial

En la parte más baja del pueblo, por donde fluye el río, hay una encantadora playa fluvial de aguas frías y transparentes que borbotean a su paso por el pueblo. Nosotros decidimos ir a Piodao casi en invierno, por lo que bañarnos estaba fuera de nuestros planes, pero seguro que en verano es muy apetecible.

Se trata de una zona bien equipada en un entorno muy bonito, adornado por un puente, y que aprovecha una pequeña presa de agua para hacer de zona de baño.

Hacer senderismo hasta Foz d’Égua

Puente en Foz d'Égua
Puente en Foz d’Égua

Foz d’Égua se encuentra apenas a tres kilómetros y medio, así que es un sendero estupendo que hacer en Piodao. Aquí encontrarás una preciosa playa fluvial en el punto de encuentro de los dos cursos de agua, el río Piodao y el Chas d’Égua.

El conjunto está formado por construcciones de pizarra y combina edificios utilitarios con religiosos. La zona está adornada por unos espectaculares puentes de piedra y un puente colgante algo más arriba.

Conjunto de Foz d'Égua
Conjunto de Foz d’Égua

La playa fluvial de Foz d’Égua cuenta también con un pequeño bar para atender a los visitantes que pasan el día en esta zona de baño durante el verano. También es posible acceder a Foz d’Égua por una estrecha carretera y aparcar en la bajada hacia la playa fluvial.

Sin duda, Foz d’Égua es uno de los lugares más bonitos que ver en Piodao y una de las estampas más reconocidas y fotografiadas de la zona. Merece la pena ir hasta allí, ya sea a pie, o en coche.

Conjunto de puentes de Foz d'Égua en Piodao

Esta zona de Portugal cuenta con varias rutas de pequeño recorrido, los 15 Caminos Históricos, que permiten conocer los alrededores de las aldeas a pie.

✓ Si lo que buscas es hacer una gran ruta de senderismo, la GR22, Grande Rota das Aldeias Históricas, te permitirá recorrerlas todas en un camino de 600 kilómetros. ¡Ahí es nada!

Rutas de senderismo en Piodao

Dónde comer en Piodao

Una de las caras positivas de que Piodao se haya vuelto tan famoso es que hay varias ofertas para comer en el pueblo. Aunque nosotros no comimos allí, preguntamos y nos recomendaron ir a comer chanfana en el Restaurante O Fontinha, un local que lleva abierto desde 1989.

Dónde dormir en Piodao

Donde dormir en Piodao: hotel con vistas al pueblo
Hotel con vistas al pueblo

Tal vez el alojamiento más famoso sea la Casa da Padaria, que se encuentra dentro del pueblo. Si lo que prefieres es ver Piodao desde arriba y apreciar su bonita estampa de noche, puedes alojarte en el hotel Inatel, que se encuentra en la carretera que baja al pueblo.

Nosotros no dormimos en Piodao (y nos arrepentimos un montón). En su lugar, nos alojamos en Arganil, el ayuntamiento al que pertenece y que se encuentra aproximadamente a una hora de distancia.

✓ Si vas a visitar otros Pueblos Históricos de Portugal, los más cercanos son Linhares da Beira y Belmonte (aunque la verdad es que Piodao está bastante alejado de todo).

¿Qué te ha parecido nuestra entrada con todo lo que ver en Piodao? Anótate este pueblo mágico con aspecto de Belén de Navidad, porque seguro que te encantará.

También puede gustarte...

2 Comments

  1. Celia

    Un pueblo pintoresco! Creo que merece una visita!

    1. nuncasinviaje

      Sin duda, es uno de los rincones con más encanto del Centro de Portugal y recomendamos la visita, aunque la carretera dé un poco de miedo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad