Viaje al Algarve: playa de Benagil

El Algarve es uno de esos destinos que siempre asociamos con sol y playa. En gran medida es así, y por ello esta zona del sur de Portugal es uno de los destinos más deseados en épocas como Semana Santa, en las que es posible escaparse unos pocos días en busca del calor que no se encuentra más al norte de la península.

Nosotros también aprovechamos unas vacaciones de Semana Santa para ir al sur del país vecino, pero no en búsqueda de tumbona y descanso, sino a la caza de acantilados y paisajes desbordantes. De esto, el Algarve tiene de sobra.

Playa de Benagil, Portugal

Playa de Benagil
Playa de Benagil

Para empezar nuestra ruta por los acantilados del Algarve, optamos por dirigirnos directamente a la Praia de Benagil (a unos 40 minutos en coche desde Lagos, donde teníamos el alojamiento) y contratar allí un paseo en barca. Llegamos temprano, por lo que la playa estaba vacía.

Cueva Algar de Benagil

La estrella del paseo en barca desde la playa de Benagil es uno de los lugares más fotografiados del Algarve: la cueva Algar de Benagil. Sin duda, cuando buscamos fotos de la región por Internet, lo que más nos aparece es esta cueva con una enorme claraboya en el techo, a la que solo se puede acceder por mar. Sin embargo, esa no es la única cueva de los alrededores, puesto que toda la costa está salpicada de ellas. Durante el paseo en barca fuimos entrando en distintas grutas y observando los entrantes y salientes de los escarpados acantilados de la región de Benagil.

Algar de Benagil
Algar de Benagil

Percurso dos Sete Vales Suspensos

Para los amantes del senderismo, los alrededores de la playa de Benagil ofrecen una opción muy recomendable: el Percurso dos Sete Vales Suspensos. Este recorrido lineal de 5,7 km (11,4 km ida y vuelta) ofrece una panorámica espectacular de los acantilados. Si se hace el recorrido completo, se puede ir de la playa Vale Centianes a la playa da Marinha caminando. La ruta discurre entre acantilados y zonas erosionadas en las que el mar le ganó terreno a la tierra. Durante el recorrido es posible ver las claraboyas de algunas de las cuevas desde arriba, y las vistas de la zona son espectaculares.

Cabo Carvoeiro en Algarve, cerca de la playa de Benagil
Cabo Carvoeiro

Si no queremos hacer el recorrido completo, también es posible hacer solo una parte. Nosotros entramos y salimos de la ruta en la playa de Benagil, llegando al Cabo Carvoeiro con su faro, pasando por la playa do Carvalho y, por el otro lado de la ruta, viendo los algares desde arriba.

Algar de Benagil desde arriba
Algar desde arriba

Como la visita completa de la zona nos llevó aproximadamente media jornada, por la tarde volvimos a Lagos y fuimos hasta Ponta da Piedade (a 10 minutos en coche desde el centro de la ciudad). Si queréis conocer esta zona, podéis consultar nuestro post sobre Ponta da Piedade.

Consejos prácticos para visitar Benagil

Paseo en barca para ver el Algar de Benagil

Es importante tener en cuenta los horarios de las mareas, puesto que para ver las cuevas la marea tiene que estar baja. Ojo también con la temporada del año: en temporada alta las barcas pueden llenarse con rapidez. La barca a motor sale desde la playa y hace un recorrido a derecha e izquierda de la misma, con una duración de aproximadamente una hora.

Consejos para la ruta de senderismo

Es una ruta de dificultad media que transcurre en los alto de los acantilados. Por eso, es importante llevar el calzado adecuado y seguir las señalizaciones de la ruta. Pega bastante el sol, por lo que es recomendable usar protector. Hay que prestar mucha atención al clima (lluvia o viento) para evitar caídas y es fundamental no acercarse al borde de los algares. También hay que evitar salirse del camino para no dañar la flora y fauna de la zona, pues varias especies de aves anidan en los acantilados.

Peajes en Portugal

Para moverse en coche por Portugal es casi imposible no pasar por peajes, ya sea para llegar al Algarve y moverse por él, y actualmente muchas carreteras son de peaje automático. Para que los extranjeros puedan circular en Portugal sin contar con el dispositivo electrónico correspondiente, han habilitado otros métodos de pago que se pueden consultar en este enlace.

Para poder circular con tranquilidad por todo Portugal, nosotros optamos por asociar una tarjeta de crédito a la matrícula del coche en una de las gasolineras habilitadas. Según la región por la que se entre, hay que localizar cuál es la gasolinera correspondiente. Nosotros, al entrar al país por Galicia, optamos por la de Viana do Castelo.

También puede gustarte...

2 Comments

  1. Gracias por la información sobre Ponta da Piedade. Es un paraje espectacular. Merece la pena visitarlo.

    1. Me alegro de que os haya gustado! Os recomiendo también el cabo San Vicente 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar