Sobre mí

Me llamo Raquel, soy una gallega que un día se enamoró del mundo y decidió que dedicaría su vida a conocerlo.

Lo de viajar me viene de lejos: de pequeña mis padres me llevaban a hacer trekking por los Pirineos o a recorrer Italia de camping. Gracias a ellos, viajar se convirtió para mí en una costumbre.

Cuando acabé mis estudios, mis padres me hicieron el mejor regalo del mundo: visitar la ciudad que siempre había soñado conocer, Estambul. Nunca olvidaré lo que sentí al ver el anochecer desde el Puente de Gálata.

El haber estudiado una carrera relacionada con los idiomas me forzó también a salir de mi zona de confort y pasar temporadas sola en países como Reino Unido y Francia. En este último conocí al brasileño Tomás, la otra cara visible del blog, cuando los dos coincidimos en Rennes.

Tomás de Nunca sin viaje
Este es Tomás

Así, una española y un brasileño que tuvieron la suerte de coincidir en espacio y tiempo construyeron un pequeño universo juntos, con base en Galicia y viajes a Suecia, Argentina, Portugal, Marruecos, Australia, Bélgica, Suiza, Italia, Chequia, Namibia, México, Vietnam, Camboya, Perú, Jordania, Dinamarca, Alemania…

Tomás y Raquel de Nunca sin viaje
Tomás y yo en un viaje por Jordania

Pero mi relación con Brasil empezó, de hecho, mucho antes de conocer a Tomás. Tengo familia allí, por lo que mi primera visita al país fue sin él. Siempre me fascinó su cultura, su paisaje, su gastronomía y la alegría de su gente.

Con el tiempo, Brasil se ha convertido en mi segundo hogar y en un destino que visito todos los años. Al hacerlo de la mano de un local, me he integrado completamente y me siento como en casa allí.

Qué ver en Ouro Preto: su centro histórico
Brasil es mi segundo hogar

Galicia, mi tierra, es parte fundamental de lo que escribo. Verás aquí retratados muchos lugares de este rincón que llamo mi hogar y en el que tenemos de todo, desde playas que brillan por la noche, hasta bosques encantados y meigas mágicas.

Parladoiro en el castillo de Sobroso

Con el tiempo, decidí no solo conocer el mundo, sino contárselo a todo el que quiera leerme. Aproveché para intentar que la gente se enamorase tanto como yo de la naturaleza, los paisajes, la cultura, la fauna… Así nació Nunca sin viaje.

“No se puede amar lo que no se conoce, ni defender lo que no se ama”

Te invito a acompañarme en esta aventura, a enamorarte del mundo y a sumarte a las filas de los que promovemos un turismo responsable con el entorno, la naturaleza y la cultura local. ¿Te vienes?

Quién soy: Raquel Lugo

Código ético de Nunca sin viaje

Como persona detrás de Nunca sin viaje, sigo un código en mis publicaciones, para intentar ofrecer siempre contenido de calidad, transparente y ético. Puedes leerlo aquí:

Experiencia personal: hablamos de destinos en los que hemos estado y que conocemos. No hablamos de destinos turísticos que no hemos visitado para poder siempre contar todo desde un punto de vista personal. Las opiniones que se reflejan son las nuestras, intentando siempre opinar desde el respeto. No voy a recomendar un restaurante o un hotel que no me guste y, en caso de no haberlo probado, diré que lo indico por recomendación y no por experiencia.

Fotografías y material gráfico: todas las fotografías que aparecen en la página web fueron tomadas por nosotros o por alguno de nuestros conocidos (en el caso de las fotografías en las que salimos Tomás y yo juntos). Si alguna vez llegásemos a utilizar una fotografía que no es nuestra, lo mencionaríamos en el pie de foto de la misma. Intentamos que las fotografías muestren la realidad del lugar, sin modificarlas para ocultar cosas ni dar falsas impresiones.

Viajes responsables: intentamos siempre viajar de forma responsable y promover este tipo de turismo entre nuestros lectores, sobre todo en lo que se refiere a turismo con animales y actividades en la naturaleza. Intentamos también fomentar el consumo de productos y actividades locales para beneficiar a la comunidad de destino. No fomentaremos actividades que nos parezcan dudosas en nuestra página web.

Veracidad de la información: consultamos siempre fuentes oficiales como páginas de turismo, ayuntamientos o guías de viajes para ampliar nuestra información y poder ofrecer textos de calidad. No consultamos otros blogs de viajes para evitar posibles errores de contenido y para no influir en nuestros textos. Con todo, somos humanos y podemos equivocarnos. Si ves algo que no sea correcto en nuestra web, te agradecemos que nos lo comuniques para poder corregirlo.

Enlaces de afiliados: en la página hay enlaces de afiliados que ofrecen servicios de seguros de viajes, hoteles, excursiones, etc., relacionados con la temática de la que hablamos. Los enlaces de afiliados nos dan una pequeña comisión cada vez que tú compras en ellos, sin que a ti te suponga un coste adicional. Al adquirir productos a través de esos enlaces, nos ayudas a mantener esta página web. En los artículos en los que se utilizan dichos enlaces, lo indicaremos con una nota a pie para que sepas en todo momento que los estamos utilizando.