Ruta de la braña de Sousas

Hoy os traemos otra de las rutas que se puede hacer en el parque natural de Somiedo, en Asturias: la ruta de la braña de Sousas. Es una ruta sencilla y que permite conocer una de las construcciones más características de esta región: los corros. Y es que en esta ruta encontraremos la braña de corros mejor preservada de Somiedo. Por esta razón, la ruta es una de las imperdibles para conocer las traducciones y la cultura de este rinconcito de Asturias.

Panorámica durante la ruta de la braña de Sousas, en Somiedo

En nuestro caso, tenemos que confesar nuestros sentimientos encontrados con respecto a la ruta… y no precisamente por culpa de la propia ruta. Sería el cansancio, o los nervios, o vete tú a saber qué. ¡Solo os adelantamos que la hicimos corriendo! Si queréis saber por qué, seguid leyendo…

Cómo acceder a la ruta

Al igual que para acceder a la ruta del lago del Valle, para hacer la ruta de la braña de Sousas tenemos que llegar hasta Valle de Lago por la carretera de montaña. Esta vez, sin embargo, no tenemos que salir del pueblo para acceder a la ruta, sino que el inicio está en el medio del núcleo de población. El problema que tuvimos, sin embargo, fue para dejar el coche, puesto que no tuvimos dónde aparcarlo junto al acceso al sendero, así que optamos por devolverlo al aparcamiento donde lo habíamos dejado para la ruta anterior.

Tramo inicial de la ruta de la braña de Sousas, junto al río del Valle
Inicio de la ruta de la braña de Sousas

Ruta de la braña de Sousas

El sendero comienza en el pueblo (encontraréis una señalización) y atraviesa el río del Valle por un puente con unas bonitas vistas. El camino continúa dejando atrás la iglesia de Santa María Magdalena, de la que tendremos unas buenas vistas desde lo alto un poco más adelante.

El primer tramo de la ruta de la braña de Sousas discurre tranquilo entre bonitos prados, en los que se puede ver algún que otro pajarillo, además de caballos que pastan o corretean. Pronto dejamos atrás los prados y nos adentramos en zona boscosa donde predominan los robles, las hayas, los avellanos y los castaños.

Petirrojo en Somiedo

Mirador de Peña Furada

En un tramo elevado del sendero, el camino hace un giro a la izquierda y nos topamos con una vista deslumbrante hacia el pico el Castiellu, su Peña Furada y los prados situados hacia la derecha.

Piedra Furada, uno de los puntos más característicos de la ruta.
Peña Furada

En la ruta hacia la braña de Sousas nos encontraremos también la pequeña braña de Fuexo, con una cabana de teito rodeada por prados.

Seguimos el camino rodeados de bosque y atravesando una zona de canchal en la que observamos un rebeco. Aunque se veía mejor con prismáticos, se podía apreciar a simple vista.

Un rebeco, uno de los animales más característicos de Somiedo
Un rebeco en la ruta de la braña de Sousas

Braña de Sousas

Seguimos nuestra ruta monte arriba y llegamos, por fin, a la braña de Sousas. A diferencia de la braña de Mumián, se trata de una braña de corros enmarcada en la ladera de un bonito circo glaciar. Los corros son construcciones más primitivas que los teitos, con un techo de bóveda de piedra y planta circular. Por lo general, las brañas de corros se agrupaban de dos en dos construcciones, una para el brañeiro y otra para el ganado.

Dos corros que forman parte de la braña de Sousas
Corros de la braña de Sousas

La braña de Sousas estaba rodeada de vacas, que pastaban en los alrededores. Justo en ese momento estaban los ganaderos intentando atrapar un becerro para llevárselo, por lo que las vacas mugían un montón, yo me desesperé un poco y decidimos marcharnos al poco de llegar.

Regreso a Valle de Lago

Para regresar, es posible tomar un desvío por un pequeño sendero tras pasar la braña de Fuexo, que asciende y luego continúa hasta llegar de nuevo a la ruta principal. Nosotros, al no ver ninguna señalización, no tomamos el sendero, por lo que descendimos por el mismo camino por el que habíamos venido.

Panorámica de Valle de Lago desde la ruta
Iglesia de Santa María Magdalena en Valle de Lago

Y os estaréis preguntando por qué narices hicimos entonces la ruta a todo correr. Pues la realidad fue que nos entró un poco la paranoia. Comenzamos la ruta ya un poco tarde, pasadas las cinco, y no queríamos que se nos hiciese de noche. Además, sabíamos que sobre las seis de la tarde empiezan a despertarse los osos, por lo que íbamos un poco intranquilos.

Serían los nervios, pero empezamos a ver “pruebas” de presencia de oso en todas partes: posibles huellas en el camino, zonas de vegetación aplastada, e incluso nos pareció escuchar algún bufido en el medio del bosque. Lo más probable es que fuese todo producto de nuestra imaginación, pero la verdad es que nos pusimos bastante nerviosos. Y el bosque frondoso no ayudaba nada… Así que volamos sendero arriba, más que caminamos. La ruta de la braña de Sousas nos pareció muy interesante igualmente, aunque claro, con el miedo en el cuerpo, las cosas no se disfrutan igual…

Características de la ruta de la braña de Sousas

Características de la ruta de la Braña de Sousas

La ruta hasta la braña tiene una longitud total de 3 km en cada dirección, puesto que no se trata de una ruta circular. Se tarda aproximadamente hora y media en cada sentido, aunque nosotros lo hicimos en bastante menos porque íbamos a todo correr. El camino hacia la braña de Sousas es en ligera pendiente ascendiente, con una diferencia de altitud de unos 200 o 250 metros aproximadamente. Es una ruta de dificultad baja y apta para hacer también con niños.

Aunque el objetivo es llegar a la braña de Sousas, en sendero continúa su ascenso hacia el Colláu del Muñón. Nosotros no continuamos el camino, sino que regresamos a Valle de Lago, por lo que no conocemos la dificultad de la ruta a partir de este punto.

Recomendaciones para la ruta

Podéis hacer como nosotros y combinar la ruta de la braña de Sousas con la del lago del Valle, puesto que ambas empiezan en Valle de Lago. De este modo, si os alojáis en Pola de Somiedo os ahorraréis tener que recorrer de nuevo la sinuosa carretera hasta el inicio de los senderos. Recomendamos hacer primero la ruta del lago, puesto que es más agotadora, y así tendréis todas las fuerzas para afrontar el camino con energía.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar