oso hormiguero en Bonito Brasil

Viaje a Bonito: datos prácticos

Con este nombre, ¿quién no querría viajar a Bonito? En este post nos vamos de nuevo a Brasil. Como ya hemos dicho en alguna ocasión, somos grandes amantes de la naturaleza. Es por eso que siempre que podemos buscamos destinos en los que podamos disfrutarla practicando un turismo responsable. Brasil es uno de esos países en los que poder maravillarse con todo tipo de atractivos naturales, que además, por fortuna, todavía están bien preservados. Es por eso que para nosotros es el destino ideal para observar la fauna y flora, ¿y qué mejor forma de hacerlo que de forma respetuosa con el medio ambiente?

Datos prácticos sobre Bonito, Brasil

Bonito es un pequeño municipio brasileño situado en Mato Grosso do Sul, conocido por ser uno de los puntos de ecoturismo más importantes de Brasil. La ciudad, con unos 18.000 habitantes aproximadamente, no destaca por sí misma sino por los innumerables atractivos naturales que la rodean. La gran mayoría de los bonitenses viven gracias al turismo, por lo que toda la ciudad está repleta de agencias de turismo, restaurantes y hoteles. Hay que decir, también, que en general los precios nos parecieron bastante caros.

plaza-central-bonito

Cómo llegar a Bonito, Brasil

Para llegar a Bonito hay diversas opciones. La ciudad cuenta con su propio aeropuerto, si bien es muy pequeño y con muy pocas frecuencias semanales. También se puede llegar en autobús o coche desde Campo Grande, que está situada a unos 300 kilómetros. Nosotros teníamos comprados vuelos de ida y vuelta directamente hasta Bonito desde São Paulo, pero debido al mal tiempo nos desviaron a Campo Grande y el trayecto en autobús duró más de cuatro horas. El vuelo de vuelta, por fortuna, ya lo hicimos directamente desde Bonito.

carretera
El camino hacia Bonito transcurre por carreteras infinitas

Excursiones en Bonito

El turismo en Bonito está muy controlado para preservar la naturaleza, por lo que para visitar los distintos atractivos turísticos era necesario reservar a través de agencias para así controlar el número de visitantes. Los precios de los atractivos estaban también estandarizados (excepto el transporte, que no se incluía), así que las agencias se esforzaban en ofrecer servicios adicionales como alquiler de equipos. Los grupos eran bastante reducidos, por lo que nos aconsejaron hacer las reservas con bastante antelación, ya que las visitas más populares se llenan con rapidez.

Transporte en Bonito

Como el transporte no estaba incluido en el precio de las atracciones, la oferta era variada. Era posible acceder a los atractivos turísticos con vehículo propio, pero nosotros descartamos finalmente esa idea porque muchas de las carreteras de la región son pistas de tierra, además de que al amanecer y anochecer es frecuente encontrar animales en el camino, así que preferimos no arriesgar. También ofrecían transporte colectivo, y la opción que nosotros utilizamos, vehículo privado con conductor (como éramos cuatro nos salió más económico que el vehículo colectivo). La gran ventaja de esta última opción era que no teníamos que ir de hotel en hotel para recoger a otros pasajeros y que podíamos alargar o acortar la hora de regreso a nuestro gusto.

Pequeño encuentro en el camino
Pequeño encuentro en el camino

Mejor época para viajar a Bonito

El clima influye mucho en las visitas a bonito, ya que la lluvia puede impedir algunas de las visitas y además los caminos de tierra se pueden volver peligrosos. Por otro lado, las épocas de seca hacen que la vegetación no sea tan impresionante y los ríos no tengan demasiado caudal. Cada época tiene sus ventajas y desventajas. Nosotros fuimos en septiembre, y aunque algunos días tuvimos lluvia (uno de los paseos lo tuvimos que cancelar), los otros días tuvimos tiempo despejado y no demasiado calor, lo cual agradecimos bastante.

Qué llevar para un viaje a Bonito

Para los paseos de esnórquel, tuvimos que llevar ropa de baño, toalla y muda para cambiarnos después. En este tipo de ruta no estaba permitido el uso de repelente de mosquitos o de protector solar para preservar la fauna acuática. También llevamos una cámara acuática.

Para los paseos en grutas y rutas de senderismo tuvimos que llevar calzado cerrado y con suela antideslizante. Para estos paseos nos recomendaron usar repelente y protector solar. Llevamos también cámara fotográfica y prismáticos para poder observar mejor la fauna. Para las rutas que incluían baño en cascadas y ríos, llevamos también ropa de baño y muda, además de una toalla.

Si queréis obtener más información de la zona, podéis consultar el sitio web de Visit Brasil y si página sobre Bonito.

En los siguientes enlaces podéis acceder a las excursiones que realizamos:

Si os gustan los animales, podéis consultar nuestro post sobre 11 animales curiosos que fotografiamos en Bonito. ¡Esperamos que os gusten y os animen un poquito a proteger y conservar nuestro entorno natural!

peces
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad