Visitar la Geoda de Pulpí

Solemos pensar que las grandes maravillas se esconden en países remotos, en lugares lejanos que nada tienen que ver con nuestra tierra. ¡Qué equivocados estamos! Si nos alejamos un poco del turismo de sol y playa que nos venden en España, encontraremos lugares que quitan el aliento y te hacen pensar que estás en otro planeta. No hay más que ver alguno de nuestros posts anteriores, como el de Cova das Choias, o el que os mostramos sobre las impresionantes minas de Mazarrón, para darnos cuenta de todo lo que nuestro país puede ofrecer. Hoy os vamos a hablar de otro de esos lugares únicos en el mundo y que tenemos dentro de nuestro territorio: la geoda de Pulpí.

Visita virtual a la geoda de Pulpí

Castillo de San Juan de los Terreros, donde se puede hacer una visita virtual de la Geoda de Pulpí
Castillo de San Juan de los Terreros

Antes de que se abrieran las puertas de la mina para visitar la geoda gigante, la visita virtual era la única forma de conocer esta maravilla. Es posible hacer una visita virtual a la geoda gigante de Pulpí en el castillo de San Juan de los Terreros. La entrada al castillo, en nuestro caso, estaba incluida en el precio de la visita a la mina, no así la visita virtual, que se cobraba aparte.

Qué es la geoda de Pulpí

La primera incógnita que tenemos que resolver, en realidad, es la siguiente: ¿Qué es una geoda? Y es que cuando le comenté a mis conocidos qué es lo que habíamos visitado, muchos me hicieron esta pregunta. Una geoda es una oquedad de una roca, que está tapizada con formaciones en forma de cristal. Seguro que habéis visto un montón de ellas, puesto que son las grandes protagonistas de las muestras y exposiciones de minerales, y a menudo se falsifican por su atractivo.

¿Qué es una Geoda?
Geoda falsa del Atlas

La geoda gigante de Pulpí, en Almería, es lo mismo, pero a gran tamaño. Y es que tiene la friolera de ocho metros de largo. Su cristal más grande, que es también el único que está tumbado, tiene dos metros de longitud. Está compuesta por cristales extremadamente transparentes de selenita, una variedad del yeso.

La descubrieron por casualidad en 1999, durante una expedición por la Mina Rica. La Mina Rica, encuadrada en la sierra del Aguilón, fue un importante centro de extracción de minerales como plata, plomo y hierro. Por sus galerías discurrían los mineros, que trabajaban transportando vagones de mineral. Tras el cierre de la mina, se retiraron los vagones y los raíles y la mina quedó abandonada. Sin embargo, sí se realizaban expediciones de espeleología y mineralogía, pues se consideraba la mina un lugar inigualable a nivel geológico.

Mina Rica, en Almería
Interior de la Mina Rica

¿Se puede visitar la geoda de Pulpí?

Sí, en la actualidad, la geoda gigante es visitable. Sabíamos de la existencia de la geoda de Pulpí desde hace ya unos cuantos años, pero por aquel entonces no era posible visitarla. De aquella, conocer la geoda era un sueño irrealizable… Hasta que, un buen día, apareció en los periódicos la noticia de que la iban a abrir al público.

Cómo visitar la geoda de Pulpí

La geoda de Pulpí se visita como un atractivo más dentro de un recorrido por la Mina Rica. La Mina Rica abrió al público general en 2019, tras años cerrada y después de un proceso de acondicionamiento para garantizar la seguridad de los visitantes y preservar la geoda intacta. Para ello han realizado adaptaciones en la ruta, además de que se ha establecido un protocolo muy estricto para poder ver la geoda de Pulpí sin dañarla. Dentro de la mina recorremos unos 500 metros, y nos adentramos en las entrañas de la tierra hasta los 60 metros de profundidad.

Recorrido de la visita

Durante la visita a la mina recorremos galerías con nombres tan pintorescos como “Quien Tal Pensara” y “Por Si Acaso”. En el recorrido encontramos también distintos objetos que fueron abandonados por los mineros, como alpargatas, cajetillas de cigarrillos, e incluso nos encontramos el esqueleto de un conejo. En las paredes permanecen curiosas muescas en distintos lugares, que no eran otra cosa que las rayitas con las que los mineros contaban los vagones que iban transportando, hasta llegar al número 38 que cada pareja tenía que sacar al día.

Veremos también diversos pozos y salas como la sala de La Catedral, con una enorme escalera de caracol con acceso al exterior. En un tramo del camino podemos observar también la gatera por la que descendieron con cuerdas cuando descubrieron la geoda.

Sala de la Catedral durante la visita a la Mina Rica.
Sala de La Catedral en la Mina Rica

Geodas de la Mina Rica

Aunque sea la más famosa, la geoda gigante de Pulpí no es la única que se puede visitar durante el recorrido por la Mina Rica. Existen muchas otras en la mina, aunque las más relevantes son la Geoda de la Galería Colas de Golondrina (con unos cristales tan transparentes que parecen de mentira) y la Geoda Partida, que debe su nombre a que los mineros la rompieron al excavar la galería. Existe también otra geoda destacada en el llamado Tajo Rico, y una pequeña geoda en la galería Colas de Golondrina que únicamente se puede ver gracias a un espejo que la refleja, justo detrás de la geoda de mayor tamaño. Ir encontrando geoda tras geoda a lo largo de las galerías es, como poco, surrealista.

Minerales luminiscentes en la Mina Rica

Y si ya lo de ir encontrándose geodas por las paredes parece de ciencia ficción, entonces ya mejor no hablar de los minerales luminiscentes que existen dentro de la Mina Rica. Llegamos a una pequeña sala, apagamos todas las luces y, de repente, con la ayuda de una luz ultravioleta, descubrimos miles de puntitos azules, verdes, rojos, dorados… Un arcoíris increíble de colores intensos gracias a los distintos minerales. Yo, que no tenía mayor expectativa que ver la geoda gigante, decidí en aquel momento que esa no sería mi última visita a la mina.

Geoda partida en la Mina Rica de Pilar de Jaravia
Geoda Partida, la segunda más grande tras la Geoda Gigante de Pulpí

Geoda de Pulpí: acceso

En realidad, no se puede entrar dentro de la geoda de Pulpí: solo podemos asomarnos a ella y admirarla desde un orificio lateral. Para ello, hay que apoyar manos y pies en lugares habilitados, tumbarse y asomar la cabeza hacia la izquierda. En cuanto lo haces, se enciende una luz y ¡bum!, te encuentras dentro de un mundo de cristales transparentes. Es muy difícil describir la sensación de encontrarte rodeado de algo tan bonito. Si tuviera que escoger una palabra para describir la geoda de Pulpí, sería, probablemente, “fascinante”.

Profundidad de la geoda de Pulpí

La geoda se sitúa a una profundidad de unos 60 metros aproximadamente. Durante el recorrido por la mina accedemos a varios niveles, siendo el de la geoda de Pulpí el más bajo al que se tiene acceso (aunque la mina tiene más niveles por debajo). La geoda está situada entre el tercer y el cuarto nivel de la Mina Rica. No es posible acceder al resto de niveles durante la visita, por lo que tenemos que conformarnos con lo que nos cuenten los que han estado allí. Para la visita hay que bajar y subir unas empinadas escaleras de caracol (hay un ascensor para personas con movilidad reducida), aunque en ciertos tramos, como el último tramo que accede a la geoda, la escalera no tiene escapatoria posible.

Geoda de Pulpí: duración de la visita

La visita a la Mina Rica tiene una duración aproximada de hora y media. Hay que tener en cuenta que no solo se visita la geoda de Pulpí, sino que se recorren distintas galerías de la mina que también son fascinantes, por lo que el trayecto merece la pena. En la geoda, en concreto, solo se puede permanecer un minuto de reloj para preservarla y evitar posibles daños.

Geoda de Pulpí
Geoda de Pulpí

Geoda de pulpí: cómo llegar

¿Cómo llegar a la geoda de Pulpí? La mina Rica se encuentra en la provincia de Almería. Para acceder a la geoda tendremos que desplazarnos hasta Pilar de Jaravia, una localidad del municipio de Pulpí. Muy pronto encontraremos indicaciones para llegar a la geoda gigante. La entrada a la mina está en lo alto de una colina, señalizada con un enorme letrero. La dirección es: Calle Sierra de los Filabres, 04648 en Pulpí, provincia de Almería.

Nada más llegar al recinto encontraremos un aparcamiento para dejar el coche y las instalaciones de taquilla, tienda, aseos y recepción de visitantes. Se aconseja llegar con media hora de antelación para organizar la visita y comprobar que todo está en orden.

Alrededores de Pulpí, en San Juan de los Terreros
Alrededores de Pulpí

Dónde comprar entradas para la geoda de Pulpí

Aunque en el recinto de entrada a la mina hay taquillas, lo más aconsejable es adquirir las entradas con antelación por internet, puesto que las visitas son guiadas y con control de aforo y el cupo suele llenarse con rapidez. Las entradas para la geoda de Pulpí se pueden adquirir en esta página web.

Normativa para la visita

Para acceder a la Mina Rica es imprescindible llevar calzado deportivo (ojo, que a mí me hicieron cambiar de zapatos). No se debe tocar nada durante el recorrido para evitar dañar las distintas formaciones. Tampoco permiten hacer fotos (te sacan ellos unas que venden después en la tienda) ni entrar con dispositivos móviles. Está terminantemente prohibido llevarse nada de la cueva: cuando fuimos nosotros había una niña recogiendo piedras del suelo que luego le hicieron devolver. Tenéis toda la información sobre la normativa en este enlace.

Dónde dormir

San Juan de los Terreros
San Juan de los Terreros

Para visitar la Geoda Gigante de Pulpí y dormir en los alrededores, tenemos varias opciones de alojamiento. Junto a la costa nos encontramos San Juan de los Terreros, donde también está el castillo del mismo nombre. Una buena opción en caso de buscar un lugar con playa.

También es posible alojarse en la localidad de Pulpí y, ya un poco más lejos, en algún lugar como Cuevas de Almanzora, que es donde nos alojamos nosotros porque no encontramos sitio más cerca.

Si estás realizando un recorrido por el sur de España, os recomendamos que visitéis también lugares naturales como Doñana, arte prehistórico como el Dolmen de Soto de Trigueros o vayáis a Tarifa para ver orcas en España. Tampoco te puedes perder el Caminito del Rey o el paisaje marciano de las Minas de Riotinto.

¿Conocíais este lugar? ¿Sabéis de algún otro lugar fascinante en España?

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar