Grietas en el glaciar

Perito Moreno al completo: trekking y pasarelas

Durante nuestra estancia en El Calafate no podíamos dejar pasar la ocasión de visitar uno de los glaciares más famosos del mundo: el Perito Moreno. Este glaciar, aunque no es el más grande del Parque Nacional, es probablemente el más famoso. Tiene entre 45 y 60 metros de altura sobre la superficie, más unos 2/3 más bajo el agua aproximadamente. Su frente tiene unos 5 km de longitud. Este glaciar tiene su origen en el campo de hielo Patagónico Sur y desemboca en el lago Argentino. Es un glaciar estable, que a diferencia de otros no va perdiendo masa.

Existen varias formas de acercarse a este majestuoso gigante de hielo: en barco, desde las pasarelas o directamente haciendo un trekking sobre el hielo. Nosotros no quisimos perdernos la experiencia y realizamos un paseo con crampones sobre el glaciar. En este post os enseñaremos las fotos de ese momento mágico.

Salimos temprano por la mañana desde El Calafate para recorrer en autobús los cerca de 80 kilómetros que nos separaban de nuestro destino. En esta ocasión, a diferencia del día que fuimos a El Chaltén, sí abonamos la entrada para ingresar en el Parque Nacional Los Glaciares, que en noviembre de 2017 era de 500 pesos argentinos. Para acercarnos al glaciar tomamos un barco en el Puerto Bajo de las Sombras, situado en el Brazo Rico.

Témpanos flotando en el brazo rico

Realizamos una corta navegación de unos 20 minutos hasta la otra orilla, durante la cual pudimos apreciar por primera vez el gran tamaño del Perito Moreno y avistamos los numerosos témpanos que se desprendían de la pared del glaciar. Descendimos en una zona boscosa en el margen izquierdo del Brazo Rico, junto a un refugio situado cerca del glaciar.

vistas del glaciar Perito Moreno

Tras un pequeño recorrido por el bosque nos pusimos los crampones para iniciar nuestra caminata por el hielo, de aproximadamente una hora y media. Existe la posibilidad de hacer trekkings más largos, pero nosotros optamos por la opción más corta.

en el Perito Moreno

paisaje en el glaciar Perito Moreno

Durante nuestro recorrido pudimos apreciar las distintas formaciones que se dan en el glaciar: grietas gigantescas, sumideros, etc. Lo que más llama la atención del glaciar es el intensísimo color azul que presenta. Estuvo lloviendo durante casi todo el tiempo que permanecimos en el hielo, pero aún así disfrutamos al máximo la experiencia. Para finalizar el paseo nos ofrecieron unos bombones y whisky con hielo del propio glaciar. ¡A vuestra salud!

bebida en el glaciar

Cuando dejamos atrás el hielo y abandonamos los crampones tomamos el camino de retorno a la orilla donde desembarcamos, disfrutando del frondoso bosque y sintiéndonos algo extraños al caminar de nuevo por tierra firme y sin los clavos en los pies.

bosque junto al glaciar

Aprovechamos el rato que teníamos libre antes de que nos recogiese el barco de nuevo para almorzar junto al refugio y con unas vistas inolvidables de la cara sur del Perito Moreno. Tuvimos además la fortuna de ver desprenderse varios trozos enormes, que se desgarraban de la pared y caían provocando sonidos similares a truenos ensordecedores.

fractura del Perito Moreno

El barco nos llevó de nuevo al Puerto Bajo de las Sombras, y de allí tomamos el autobús hasta la península de Magallanes para hacer un recorrido por las pasarelas. Estuvimos aproximadamente una hora en las pasarelas. Allí es posible hacer diferentes rutas que están marcadas con distintos colores. Nosotros optamos por hacer el camino de la pasarela central, desde donde pudimos vislumbrar cómo el hielo del glaciar bloqueaba con su avance el paso entre el Brazo Rico y el Canal de los Témpanos (la cara Sur y la cara Norte del glaciar).

Perito Moreno desde la península de Magallanes

Cuando fuimos nosotros en noviembre se apreciaba perfectamente desde la península de Magallanes la diferencia de altura del agua entre un lado y el otro. Por lo que nos comentaron había unos 5 metros de diferencia, y preveían que el agua erosionase el bloque de hielo a finales de verano, formando un túnel cuyo derrumbe provocaría el espectáculo natural que ha hecho famoso al Perito Moreno: el fenómeno de la ruptura. Finalmente la ruptura se produjo en marzo de 2018 y tuvo lugar por la noche, por lo que nadie pudo disfrutarla. Las rupturas no se producen de forma regular, pues los ciclos han variado entre los 2 y los 16 años en las últimas décadas. ¡Afortunados aquellos que consiguen ver este fenómeno!

frontal del Perito Moreno

CONSEJOS PRÁCTICOS:

  • Es obligatorio el uso de guantes para el trekking.
  • Llevar calzado deportivo o botas de trekking. No llevar botas de esquí, tacones ni botas de goma ya que no se pueden acoplar los crampones.
  • Llevar comida y agua para la jornada.
  • La excursión no se puede realizar todo el año debido a las condiciones meteorológicas, por lo que hay que informarse con antelación de los periodos de funcionamiento.
  • Se trata de una excursión con cierta exigencia física, por lo que existen restricciones de edad y de salud. Consultar con la empresa operadora.

Glaciar Perito Moreno

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad