Cataratas de Iguazú: lado brasileño y argentino

Mi primera impresión de las cataratas de Iguazú fue algo decepcionante. Lo primero que pensé fue: “¿Solo es esto?”. Acababa de bajarme del autobús en el lado brasileño, que me dejó junto al primer mirador de la senda de las cascadas, y, aunque bonito, no me pareció impresionante. Tal vez mis expectativas eran demasiado altas…

Cataratas de Iguazú lado brasileño
Mi primera vista de las cataratas de Iguazú

Lo que yo no sabía era que lo que estaba viendo en ese momento era una pequeñísima parte, un ligero atisbo lateral de una de las maravillas de la naturaleza más fascinantes que he visitado en mi vida.

Iguazú es uno de esos lugares que te marcan para siempre; uno de esos a los que siempre quieres volver. Si tuviese que escoger uno de los dos lados, brasileño o argentino, lo tendría muy difícil, pues son muy diferentes.

El lado argentino es increíble, con su multitud de caídas de agua y la archiconocida Garganta del Diablo, pero el lado brasileño me ha regalado algunas de las estampas más bonitas de mi álbum fotográfico, ya que tiene una panorámica global del lado argentino. ¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo…

Una mariposa brasileña

Cataratas de Iguazú

Las cataratas del Iguazú son un gigantesco conjunto de saltos de agua en el río Iguazú, que ejerce de frontera entre Argentina y Brasil. En el lado argentino se encuentra Misiones, y en el brasileño el estado de Paraná. El nombre del río Iguazú significa “Agua Grande” en guaraní, y con razón.

De los 275 saltos de agua que las componen, el 80% se encuentran en Argentina. Tal vez por eso, mucha gente asocia las cataratas con este país. Sin embargo, es posible hacer la visita desde los dos lados, puesto que ambos países cuentan con sendos parques nacionales rodeando las cataratas del Iguazú. Este increíble paraje natural está considerado una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Sendero superior del lado argentino

Iguazú: leyenda de las cataratas

¿Sabes cómo se formaron las cataratas del Iguazú? Cuenta una leyenda guaraní que las cataratas las formó una enorme serpiente que vivía en el río. Todos los años, los indígenas lanzaban una doncella al agua como ofrenda a la serpiente. En una ocasión, un joven se enamoró de la doncella y la raptó para evitar su muerte. La serpiente, enfadada, partió río en dos, formando las cataratas y separando a los amantes. Se dice que el arcoíris que se forma sobre el agua sirve de unión para los dos enamorados.

La ciencia es algo más prosaica, y achaca la formación de este fenómeno natural a una falla geológica. Sea como fuere, la explicación científica no le resta ni un ápice de belleza a estas cataratas.

Visitar las cataratas de Iguazú desde Brasil

Lado brasileño de las cataratas de Iguazú

La entrada al recinto se realiza a través del centro de visitantes, junto al aparcamiento. Aquí se encuentra también un puesto de información turística. Desde el centro de visitantes parte el autobús que realiza la ruta interna.

Pasarelas en el lado brasileño de Iguazú

La parada principal es la del inicio de la Senda de las Cataratas, donde, por fin, empieza el plato fuerte. Esta maravillosa caminata te conduce por la selva en un sendero panorámico con varias plataformas que permiten observar las distintas cascadas en el camino.

Al final de la ruta, las pasarelas se adentran literalmente sobre el agua. Prepárate para mojarte, porque en esta zona el agua hace un escalón antes de seguir cayendo, y la pasarela se adentra sobre el río en un espectáculo ruidoso y emocionante.

Lado brasileño de las cataratas de Iguazú

La última plataforma está ubicada en un lugar indescriptible: bajo tus pies, el agua se precipita al vacío; a la izquierda, una pared de agua te ensordece con su estruendo y, al frente, el lado argentino te deleita con el paisaje.

Iguazú: Garganta del Diablo desde el lado brasileño

Al fondo tenemos la increíble Garganta del Diablo, la mayor caída de agua de todas las cataratas de Iguazú. El agua forma una nube blanca de la que entran y salen infinidad de pajaritos que viven en la cascada. Como colofón, se forma un arcoíris permanente que transforma las fotos en una obra de arte. ¿Qué más se podría pedir?

También hay un mirador elevado que regala unas vistas absolutamente espectaculares desde la parte alta del río, por lo que este sendero aporta estampas frontales, laterales y superiores, con lo que el visitante no se cansa de descubrir nuevas perspectivas.

Mirador sobre las cataratas de Iguazú
Mirador sobre las cataratas de Iguazú

Existen otras actividades, como el Sendero del Poço Preto y el Sendero de las Bananeiras (senderos por la naturaleza), o el Macuco Safari (paseo en lancha hasta las cataratas), que nosotros no realizamos por falta de tiempo, pero que también son buenas opciones de visita dentro del parque.

En todo el parque se puede disfrutar, también, de la fauna y flora de la región. Los atrevidos coatís intentarán robarte la comida, por lo que hay que estar muy atentos.

Un coatí en las cataratas de Iguazú

✅ Si vas a seguir tu ruta por Brasil, te recomendamos que visites estos otros lugares:

Visitar las cataratas de Iguazú desde Argentina

El lado argentino de las cataratas del Iguazú regala paisajes y experiencias distintas a las vividas en el lado brasileño. La mayor parte de las cataratas se encuentran a este lado de la frontera, por lo que Argentina se suele llevar la fama de esta maravilla natural.

Vistas del lado argentino de las cataratas de Iguazú
Vistas del lado argentino de las cataratas

Acceso y Tren de la Selva

Una vez adquiridas las entradas y dentro del recinto del parque, encontraremos el Centro de Visitantes, lugar en el que se podrá aprender más de la historia, la naturaleza y el entorno que nos rodea.

Si prefieres meterte directamente en materia sin resumen inicial, puedes empezar ya la visita al Parque Nacional dirigiéndote al Tren de la Selva, que se toma en la Estación Central. El tren se desplaza a poca velocidad, por lo que es posible apreciar con tranquilidad la naturaleza que lo rodea.

La primera parada para visitar los saltos de agua es la Estación de Cataratas, que da acceso al recorrido superior y al inferior. Si optas por seguir en el tren, llegarás a la Estación Garganta del Diablo, que da acceso a la caída del mismo nombre.

Salto Dos Hermanas en el lado argentino
Salto Dos Hermanas en el lado argentino de Iguazú

Sendero Verde

Si prefieres caminar, este sendero lleva a los visitantes hasta la Estación Cataratas por un recorrido sencillo en medio de la vegetación. Es la opción ideal si te interesa observar animales, como los simpáticos coatís o los monitos que habitan en los árboles. No dejes pasar tampoco las bonitas mariposas que habitan en la zona, como las mariposas búho.

Senderos inferior y superior

Una vez en la Estación Cataratas, podemos optar por hacer estos dos recorridos, que tienen perspectivas distintas de las cascadas del lado argentino. En el sendero inferior podrás adentrarte por un camino que te ofrecerá una visión desde debajo de las cascadas, cada cual más espectacular, rodeado de naturaleza exuberante.

Vistas desde el sendero inferior
Vistas desde el sendero inferior

Si prefieres las alturas, el sendero superior te llevará por unas pasarelas que permiten disfrutar del espectáculo desde arriba. Las dos opciones son sencillas y no requieren demasiado esfuerzo, por lo que se pueden hacer las dos con total tranquilidad.

Sendero inferior de las cataratas
Vistas desde el sendero superior

Garganta del Diablo

La joya de la corona del recorrido por las cataratas del Iguazú en Argentina. Esta caída espectacular en forma de «U» se lleva la mayor parte del agua de las cataratas, que cae con fuerza por sus 82 metros de altura.

Nada te prepara para la grandiosidad de este fenómeno de la naturaleza. De repente, te sientes sobrepasado por el rugido ensordecedor, el vapor de agua que lo llena todo y una fuerte sensación de incredulidad ante la potencia de la Garganta del Diablo.

Acceso a la Garganta del Diablo
Acceso a la Garganta del Diablo

El arcoíris se dibuja en la bruma de las cataratas, mientras los vencejos atraviesan la cortina de agua a toda velocidad. Sin duda, las cataratas del Iguazú son uno de los mayores espectáculos visuales que he tenido la suerte de presenciar en mi vida.

Aquí entendemos de verdad el significado de Iguazú, “Aguas Grandes”. Si no tienes tiempo de hacer todos los senderos del parque, este es el que no puedes dejar atrás. Es de esas cosas en la vida que no se olvidan.

Garganta del Diablo en el lado argentino
Garganta del Diablo

Sendero Macuco

Por falta de tiempo, nosotros no pudimos recorrer este sendero durante la visita. Es el más agreste de todos, con una longitud de unos 7 km ida y vuelta. Culmina en el salto Arrechea. Por el camino, es muy probable encontrarse con grupos de monos en los árboles. El sendero no está siempre abierto, pues depende de las condiciones del clima.

✅ Si vas a continuar tu viaje por Argentina, te recomendamos los siguientes destinos:

Cataratas de Iguazú: comprar entradas

Para adquirir entradas para visitar el lado brasileño de las cataratas de Iguazú, puedes consultar este enlace. En el caso del lado argentino, los billetes se pueden comprar online en la página web del parque. Tienes más información en este enlace.

✓ Existen varias categorías de precios según la residencia de los visitantes, por lo que será necesario presentar un documento de identidad a la hora de adquirir las entradas.

Vista de las cataratas

Iguazú: cómo llegar en avión

A diferencia de la mayoría de los visitantes, nosotros abordamos las cataratas de Iguazú desde Brasil. Nuestra base de operaciones fue Foz do Iguaçú. Esta ciudad fronteriza del estado de Paraná cuenta con un aeropuerto, el Aeropuerto Internacional de Foz do Iguaçu o Aeropuerto Internacional Cataratas, con distintos enlaces nacionales e internacionales.

Nosotros llegamos a Foz do Iguaçú desde Campinas, durante una de nuestras estancias en Brasil. Existen vuelos desde las principales ciudades brasileñas, como Sao Paulo, o Rio de Janeiro.

Si hemos empezado la visita desde Brasil, para visitar el otro lado de las cataratas del Iguazú, tenemos que cambiar de país. Al otro lado se encuentra el Parque Nacional Iguazú, esta vez en Argentina. En caso de empezar por el lado argentino, existen vuelos nacionales en Argentina hasta Puerto Iguazú desde ciudades como Buenos Aires.

✓ Puedes visitar la cataratas en los dos países, pero tendrás que cruzar una frontera. Recuerda que debes cumplir los requisitos de entrada en cada uno, por lo que te aconsejamos que consultes qué trámites debes hacer según tu nacionalidad.

Paisaje de las cataratas de Iguazú

Cuándo visitar Iguazú

Hay que tener en cuenta que el nivel del agua varía a lo largo del año. Durante los meses de verano en Argentina y Brasil (invierno en el hemisferio norte) se produce también la mayor cantidad de precipitaciones. En los meses de invierno del hemisferio sur (verano en el hemisferio norte) el clima es más seco y las cataratas tienen menor caudal.

En los últimos años, las cataratas han sufrido episodios de sequía, dejando el paisaje completamente distinto e irreconocible. Por el contrario, en ocasiones excepcionales de crecida de las aguas han llegado a cerrar las pasarelas para evitar riesgos innecesarios.

Otras actividades en la región

Si vas a pasar más días en la zona de las cataratas de Iguazú, tal vez te interese conocer otros lugares de la región:

Presa de Itaipú Binacional

Presa Itaipú Binacional

Esta gigantesca central hidroeléctrica en el río Paraná es una de las mayores productoras de energía del planeta. La creación de esta presa supuso la inundación de un vastísimo territorio natural, en el que se encontraban otras cataratas espectaculares, los saltos de Guairá o Salto de Sete Quedas, que desaparecieron en 1982 y de los que ya no se puede disfrutar.

Marco de las Tres Fronteras

Marco de las Tres Fronteras
Marco de las Tres Fronteras

En la llamada Triple Frontera, el río Iguazú desemboca en el Río Paraná, formando una especie de triángulo entre Brasil, Argentina y Paraguay. Cada uno de los países ha erigido un obelisco conmemorativo que se puede ver desde las otras orillas del río. En la actualidad existe un complejo turístico en el lado brasileño.

Visita a Paraguay

Desde Foz do Iguaçu es sencillo cruzar al país vecino por el Puente Internacional de la Amistad y visitar Ciudad del Este. Nosotros no tuvimos tiempo, por lo que no podemos hacer recomendaciones al respecto.

Cataratas de Iguazú lado brasileño: consejos

Hazte con un mapa:

Si vas a recorrer las cataratas de Iguazú por tu cuenta, es buena idea hacerse con un mapa. Es posible obtener un mapa del lado brasileño en este enlace.

Dónde dormir y traslados:

Para trasladarse al Parque Nacional do Iguaçu para visitar las cataratas, se puede hacer en coche o en transfer. Dentro del propio parque existe un hotel, aunque el precio no es para todo el mundo, por lo que la ciudad es una estupenda opción de alojamiento.

Dónde comer:

Existe un área de restauración dentro del recinto, por lo que es posible comer en el interior.

Un coatí se alimenta de basura en Iguazú
Un coatí alimentándose de basura

Cataratas de Iguazú lado argentino: consejos

Actividades adicionales:

Para los que se han quedado con ganas de más, también existen paseos nocturnos por las cataratas y paseos en barco por el río (no incluidos en el precio de la entrada).

Dónde comer:

Al igual que en el lado brasileño, es posible comer en alguno de los locales del parque.

Dónde dormir:

Si optamos por visitar las cataratas desde este lado de la frontera, la ciudad donde encontraremos alojamiento con más facilidad es Puerto Iguazú.

Paisaje de las cataratas de Iguazú

Recomendaciones generales

El precio de la entrada depende del origen del visitante. Así, no pagará lo mismo un nacional, que un residente del espacio Mercosul o un extranjero sin más. Puedes consultar los horarios y descuentos en esta página web.

Para cruzar la frontera es necesario llevar el pasaporte, pues te lo sellarán a la salida y a la entrada del país.

Los coatís rondan las zonas de descanso y los restaurantes, pero no se les debe dar de comer por varias razones: la primera, que les puede sentar muy mal; la segunda, que se pueden volver agresivos y, si muerden, transmitir enfermedades como la rabia. ¡Mucho cuidado! Recuerda practicar siempre un turismo responsable con los animales.

Es recomendable usar repelente de mosquitos, protector solar y llevar un chubasquero para no mojarse en la zona sobre el agua. Hay que tener mucho cuidado para no mojar la cámara y llevarse un buen disgusto.

También puede gustarte...

1 Comment

  1. Celia

    Maravilloso viaje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad