13 fotos de animales de Namibia

¿Qué animales hay en Namibia? Mucha gente se hace la misma pregunta cuando planea un safari en el país africano. Elefantes, leones, rinocerontes, hienas, chacales, cebras, ñus, girafas… Todo esto y mucho más se puede ver durante un safari por Etosha.

Etosha me trae recuerdos de mi infancia. Os estaréis preguntando por qué, teniendo en cuenta que no visité Namibia de pequeña, ni mi pasado tiene nada que ver con África. En realidad, el Parque Nacional de Etosha me recuerda los días en los que me ponía enferma cuando era niña. Todavía más raro, ¿verdad? Pues la razón es la siguiente: cuando me ponía enferma y no podía ir al colegio, me quedaba en casa aburrida. Mi padre tenía una colección de documentales en VHS sobre naturaleza, y uno de mis favoritos hablaba, precisamente, de los leones de Etosha. Debí de ver ese documental decenas de veces… Por eso, nuestro viaje a Namibia y nuestra visita al Parque Nacional de Etosha fueron para mí como un sueño de infancia cumplido. ¡Por fin vi en directo los famosos leones de Etosha!

Pero en Namibia hay mucho más que leones, aunque estos suelan ser los grandes protagonistas de todo safari por África. En este post queremos enseñaros algunas de las fotos que sacamos a los animales que viven en Namibia, la mayoría de ellos en Etosha.

Por razones evidentes de espacio nos es imposible mostrarlos todos, así que hemos hecho una pequeña selección con los más representativos. Vimos muchos más, como facoceros, babuinos, impalas y antílopes, avestruces… Una larga lista que no podemos reflejar aquí. ¿Vamos allá?

📸 Si vas a viajar a Namibia, te aconsejo que consultes nuestro post sobre el Parque Nacional Etosha.

Animales de Namibia

León de Etosha: rey de los animales de Namibia

Un león macho en el Parque Nacional Etosha, en Namibia

Una de las primeras cosas que nos dijeron al comenzar el safari por Etosha fue que «con algo de suerte» podíamos ver algún león. Lo que no nos imaginábamos era la suerte que íbamos a tener, ya que vimos un montón de ellos, sobre todo parejas apareándose debido a la época del año en la que estábamos. Este maravilloso macho nos lo encontramos al caer la tarde del primer día, en la última charca que visitamos antes de volver al campamento. Hay muchísimos animales peligrosos en Namibia, y el león destaca sobre el resto. ¿Entendéis ahora por qué no se debe bajar nunca del vehículo?

Elefantes de Namibia: espectáculo en las charcas

elefante en África

Aunque esta foto corresponde a un macho solitario que nos encontramos en una charca, lo que vimos sobre todo fueron grupos familiares de varios elefantes con crías bastante jóvenes que correteaban tras sus madres. En muchas ocasiones estaban bañándose con barro, como este, para proteger su delicada piel.

Rinoceronte negro: un animal en peligro

Rinoceronte negro en Etosha

Una vez más, la suerte nos acompañó y nos permitió ver bastantes rinocerontes, sobre todo por la noche en la charca del campamento de Okaukuejo. Durante nuestra estancia en Namibia vimos de dos razas: rinocerontes negros y rinocerontes blancos (son fáciles de diferenciar porque el rinoceronte negro tiene la boca en forma triangular y el rinoceronte blanco la tiene rectangular). El que mostramos en la foto es un rinoceronte negro que nos encontramos en la primera charca que visitamos. Cuando él llegó, las cebras se apartaron y se quedó solo, regalándonos esta imagen.

Los rinocerontes son víctima de los cazadores furtivos, que los matan para hacerse con sus cuernos, que se venden en el mercado negro a precio de oro. Pero ¿sabíais que el cuerno de rinoceronte está hecho de queratina? Es igual que nuestro pelo o uñas.

❤ ¿Te gustan los animales? Puedes consultar nuestro post sobre animales de Riviera Maya.

Cebras: un habitual de Etosha

Animales de Namibia concentrados junto a una charca

Sin duda, junto con las gacelas y otros ungulados, uno de los animales típicos de Namibia del Parque Nacional Etosha. Siempre y cuando no hubiese un león en los alrededores, las charcas estaban llenas de ellas. ¿Sabíais que el patrón de rayas es distinto en cada ejemplar? La multitud de rayas de su pelaje genera una visión casi hipnótica.

Gacelas: los animales de Namibia más abundantes

gacelas en Etosha

Otro de los animales típicos de Namibia, incluso más que las cebras. Estaban en casi todas partes y en grandes grupos, luciendo unos colores que se mimetizaban perfectamente con el entorno. Cuando corrían y saltaban era todo un espectáculo.

Mangosta: pequeña pero matona

Una mangosta en Namibia

Nos encontramos con este pequeño mamífero el día que ya abandonábamos el Parque Nacional de Etosha. Con sus colores oscuros, era muy difícil distinguirla junto a ese tronco caído. A pesar de su pequeño tamaño, las mangostas son mamíferos carnívoros conocidos por su valentía (se atreven incluso con las serpientes).

Hiena: nuestro avistamiento fugaz

Una hiena en la distancia

Es uno de los animales que más nos costó ver, y por desgracia no tenemos ninguna foto de frente, pues en cuanto paramos el vehículo se levantó y se marchó en dirección contraria sin dignarse siquiera a mirarnos. Esta hiena la encontramos a poca distancia de una pareja de leones, siguiéndolos de cerca pero manteniéndose siempre alerta. Por la noche, junto a uno de los campamentos, escuchábamos con claridad el grito característico de las hienas. Era en ese momento cuando más cuenta nos dábamos del lugar en el que estábamos: en medio de la noche, bajo las estrellas del cielo africano y con un grupo de hienas a muy poca distancia. ¡Se nos helaba la sangre!

Jirafas: los animales de Namibia más altos

jirafa en Etosha

Otra de las protagonistas del parque. A pesar de su aspecto desgarbado, las jirafas destilan elegancia cuando caminan. Era relativamente fácil ver jirafas asomando su largo cuello entre los árboles. Cuando se acercaban a las charcas para beber, las jirafas pasaban largo rato oteando el horizonte para comprobar que no había peligro; y es que para poder aproximarse al agua tienen que agacharse sobremanera y resultan especialmente vulnerables.

❤ También puedes consultar los animales que se pueden ver en Bonito, Brasil.

Guepardo: animal de Namibia difícil de ver

guepardo en África

Gracias a la pericia de nuestro guía pudimos descubrir a este solitario guepardo que se encontraba tumbado a la sombra de un arbusto. Debido a su patrón de colores resulta muy difícil de ver cuando está recostado, por lo que tuvimos muchísima suerte de poder disfrutar de este animal de increíble belleza, aunque fuese en la distancia y con prismáticos. El guepardo es uno de los animales de Namibia que más ilusión nos hizo ver.

Chacal: un pequeño oportunista

un chacal dormitando en Etosha, Namibia, África

No era raro ver chacales en las proximidades de las charcas o siguiendo a los leones a cierta distancia. Este pequeño cánido se movía con sigilo entre las hierbas altas y trataba de pasar desapercibido. Es un animal de Namibia que suele verse merodeando entre otros de mayor tamaño.

Ñus: grandes manadas en el parque

Una cría de ñu en el Parque Nacional Etosha

Las manadas de ñus formaban parte del horizonte de Etosha. Se desplazaban siempre en rebaño, aunque no nos fue difícil retratar a esta pequeña cría en solitario mientras seguía a un grupo de mayores. Al igual que las cebras y las gacelas, el ñu es uno de los animales más abundantes del parque nacional, donde los ungulados pastan por doquier.

Oryx: los animales de Namibia más elegantes

Oryx, animal símbolo de Namibia

El oryx forma parte del escudo de Namibia, y viéndolo en directo no resulta difícil adivinar por qué. Este antílope derrocha elegancia, con su gran tamaño, sus enormes cuernos y su estampa imponente. Su patrón de colores le aporta además una singular belleza, pues es uno de los antílopes más bonitos que viven en Etosha. Su silueta es una de las estampas más bonitas entre los animales de Namibia.

Dicdic: un ungulado diminuto

un dicdic, el antílope más pequeño

Vimos este pequeño animalito el día que ya abandonábamos el parque nacional. El dicdic es uno de los antílopes más pequeños que existen (mide tan solo unos 70 centímetros). Sus enormes ojos oscuros le dan un aspecto muy dulce y asustadizo, siempre alerta. Solamente los machos presentan unos pequeños cuernos. Con sus delgadas patas, el dicdic está siempre listo para echar a correr.

¿Qué os han parecido? Por desgracia, Namibia es víctima de una sequía atroz que azota su territorio desde hace años. Por esta razón, en 2019 el gobierno de Namibia se vio obligado a subastar y vender un gran número de animales salvajes para poder conseguir recursos económicos. Esta sequía supone un grave peligro para los habitantes, para su ganado y para la fauna salvaje de este país. Una vez más, el cambio climático se ceba con los menos favorecidos…

❤ ¿Te has quedado con ganas de más? Estos son los animales que vimos en Australia.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar