Bosque encantado de Aldán y molinos do Orxás

En esta ocasión queremos hablaros de uno de los lugares más mágicos y muy poco conocidos de la provincia de Pontevedra: el Bosque Encantado de Aldán. El nombre de este lugar es en realidad Finca de Frendoal y formaba parte del terreno perteneciente al pazo Casa Torre de Aldán, que se encuentra al otro lado de la carretera. Los propietarios del terreno eran los condes de Canalejas. Cuando se construyó la carretera, la finca quedó dividida en dos y los condes donaron el espacio al ayuntamiento de Cangas.

¿Cómo llegar al bosque encantado de Aldán?

Para llegar al bosque tenemos que desplazarnos hasta Aldán por la carretera PO-315 y detenernos en el kilómetro 109. La entrada se sitúa a poca distancia de un lavadero y un puente de piedra. Sus coordenadas gps son: 42.280054, -8.814123

✅ Descubre nuestro post sobre qué ver cerca de Vigo en una tarde.

Bosque Encantado de Aldán

Castillo de Frendoal

Bosque encantado de Aldán: castillo de Frendoal

Cuando nos adentramos en el pequeño sendero que aparece junto a la carretera, atravesamos un bonito bosque que entremezcla árboles autóctonos con otras especies importadas. No tenemos que avanzar mucho por el sendero para descubrir la pequeña joya que se esconde entre los árboles: un pequeño castillo, el llamado Castillo de Frendoal. El castillo, construido en los años 60 y sin terminar, tiene una preciosa fachada e incluso un foso por el que discurre el río Orxás.

Arco da Condesa

Acueducto da Condesa en el bosque encantado

El llamado Arco da Condesa es, en realidad, un pequeño acueducto que nos encontramos justo al pasar el castillo. Es una bonita construcción de piedra bajo la que pasa el río y que conserva un solo arco. Podríamos pensar que la visita acaba aquí, pero la zona tiene mucho más que observar. ¡Os lo contamos!

Eucalipto centenario en el Bosque Encantado de Aldán

Eucalipto centenario en el Bosque Encantado de Aldán

Nada más pasar el acueducto nos encontramos con unas escaleras a la derecha. Si subes por ellas y avanzas un poco, te toparás de frente con un gigantesco eucalipto de tronco anchísimo. La verdad es que nos llamó la atención ver un eucalipto de este tamaño, pues estamos acostumbrados a que este tipo de árbol (al menos el que nos han plantado en Galicia) sea de tronco más bien estrecho. Si en lugar de a la izquierda vamos hacia la derecha, nos encontraremos en la parte posterior del castillo.

Ruta de los molinos del río Orxás (Senda de los molinos de Aldán)

Este es otro de los atractivos de la zona. Podemos continuar esta ruta desde el punto en el que nos encontramos al bajar de nuevo las escaleras, o bien acceder a ella desde la carretera que está detrás del lavadero que mencionamos antes. El primer tramo, el del lavadero, no lo recorrimos, por lo que no sabemos en qué estado se encuentra actualmente. Si continuamos desde el castillo, la ruta nos llevará junto al Orxás entre la vegetación. En algún punto puede que tengamos que saltar algún que otro terreno fangoso.

Pronto llegaremos a la rúa das Pardellas. Si nos dirigimos hacia la derecha, muy pronto encontraremos otro lavadero y, detrás de él, la continuación del sendero de los molinos.

Molinos del río Orxás

Molino del río Orxás en el Bosque Encantado de Aldán

El camino discurre junto al riachuelo, por lo que en algunos tramos podemos disfrutar de pequeños desniveles donde el agua forma diminutas cascadas que embellecen el entorno. Los molinos están en distintos estados de abandono, por lo que en algunas ocasiones solo nos encontramos poco más que las paredes.

A lo largo de la ruta hay algunos lugares donde detenerse, pequeños puentes que atraviesan en Orxás y alguna que otra papelera (por desgracia encontramos bastante basura en el suelo). El último tramo del recorrido es, tal vez, el más feo. El punto final de la ruta se sitúa bajo el puente de la carretera EP-1002. Si subimos los escalones que llevan a la carretera, nos encontraremos un cartel con indicaciones de la ruta que acabamos de recorrer, así como los nombres de los molinos. Por lo que pudimos ver, todavía quedaba algún molino más un poco más alejado.

Si volvemos por el mismo camino, al llegar a la rúa das Pardellas podemos tomar el sendero a la derecha del Orxás y volver al punto inicial por otro camino paralelo.

¿Qué te ha parecido la ruta? ¿La conocías? ¿Nos recomiendas alguna ruta parecida? ¡Puedes ponerla en comentarios!

También puede gustarte...

4 Comments

  1. Cuando necesites tomar perspectiva, sitúate al lado de un árbol centenario.

    1. Pues sí… aunque en este caso sea un eucalipto, que muy de aquí, pues no es… Hubiese preferido un roble centenario jeje. De todas formas, tienes toda la razón.

  2. No conocía la ruta, pero me parece un lugar mágico. Aprovecharé la primera oportunidad que tenga para ir!

    1. Pues sí, y además muy cerquita de Vigo… Es un camino sencillo, sin pendientes, así que se hace muy sencillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar