Ruta de los lagos de Saliencia

Hoy os queremos enseñar una de las rutas con vistas más espectaculares de Somiedo: la ruta de los Lagos de Saliencia. Y es que en este recorrido combinamos lagos, valles glaciares, minas de hierro y todos los elementos de la belleza asturiana que tanto nos gustan. El verde está por todas partes, y los picos rocosos se reflejan en los lagos creando un efecto espejo espectacular. ¿Queréis descubrirla?

Cartel del lago Cerveiriz, uno de los lagos de Saliencia

Cómo llegar a los lagos de Saliencia

Para acceder al punto de inicio de la ruta de los lagos de Saliencia tendremos que llegar primero al alto de la Farrapona, situado a más de 1600 metros de altitud. Desde Pola de Somiedo tomaremos la carretera que va hacia el norte paralela al río Somiedo y nos desviaremos a la derecha tras pasar la central hidroeléctrica de La Malva. Continuaremos por una bonita carretera rodeada de árboles y pasaremos Veigas, donde se encuentran las cabanas de teito del Ecomuseo de Somiedo.

✅ ¿Ya habéis leído nuestro post sobre qué hacer en Somiedo?

Tras seguir la ruta y dejar atrás Saliencia, la carretera serpentea montaña arriba, haciéndose cada vez más estrecha hasta llegar a lo más alto. En el alto de la Farrapona, punto limítrofe con Castilla y León, hay un aparcamiento donde podemos dejar nuestro vehículo para comenzar a caminar.

Características de la ruta de los lagos de Saliencia

La ruta de los lagos de Saliencia tiene una longitud de aproximadamente cuatro kilómetros y medio hasta llegar al último de los tres lagos del grupo. Si quisiésemos seguir caminando, podríamos completar 14 kilómetros y hacer a la inversa la ruta del Lago del Valle, la más conocida de Somiedo. Como nosotros hicimos esta ruta el día anterior, caminamos solo hasta el lago Calabazosa y volvimos al punto de partida por el mismo camino. Tardamos aproximadamente dos horas y media en cada dirección. La ruta tiene bastante desnivel y pendientes muy pronunciadas, por lo que se agradecen las paradas en el camino para disfrutar del paisaje.

Lago de la Cueva

Inicio de la ruta con vistas al valle

El primer tramo de la ruta de los lagos de Saliencia comienza en pendiente descendiente con unas vistas impresionantes del valle y del macizo de Las Ubiñas. Estad atentos en esta zona, pues es posible ver buitres sobrevolando las cumbres montañosas… La bajada se hace muy agradable y continúa poco más de un kilómetro hasta llegar al primer lago, el lago de la Cueva.

Lago de La Cueva

Aquí nos encontramos a poca altura con respecto al lago, por lo que tenemos una perspectiva relativamente cercana al agua. El lago se encuentra a la izquierda del camino, mientras que a la derecha nos encontramos la cueva que probablemente le da nombre. Aconsejamos disfrutar del paisaje y tomar fuerzas, porque a partir de aquí vienen curvas… Y es que la ruta de los lagos de Saliencia tiene mucho desnivel.

Pendiente en la ruta de los lagos de Saliencia
Pendiente de la ruta de los lagos de Saliencia

Tras dejar atrás el lago comenzamos una subida empinadísima que transcurre por la pista de la antigua mina de Santa Rita, que hoy en día se encuentra en estado de abandono. En la ladera todavía se pueden ver los orificios de entrada de la mina. Si miramos hacia atrás, veremos una estampa incomparable del valle glacial.

✔ La mina de Santa Rita estuvo en funcionamiento hasta 1978 y llegó a dar trabajo hasta a 300 obreros en su época de mayor esplendor. De esta mina se extraía hierro, pues era una mina rica en hematites.

Seguimos ascendiendo por la pendiente infernal de la ruta de los lagos de Saliencia, que serpentea hacia lo alto y pasa junto a la laguna de la Mina. Nosotros fuimos en septiembre y estaba completamente seca, aunque suponemos que en invierno recupera el nivel de agua. En verano, las vacas pastan a sus anchas por lo que debería ser un lago.

Laguna de la Mina en la ruta de los lagos de Saliencia
Laguna de la Mina

Lago Cerveiriz y lago Calabazosa

Cuando ya parece que la dichosa cuesta no va a terminar nunca, llegamos al alto y nos encontramos con una panorámica del lago Cerveiriz, el segundo de la ruta. Desde aquí podemos ver cómo el camino desciende de nuevo por la pradera de Cerveiriz y pasa junto al lago, perdiéndose por detrás de la colina hacia el lago Calabazosa.

Llegados a este punto, nosotros optamos por desviarnos hacia la izquierda en lugar de continuar por el camino principal y caminar por lo alto de la montaña, dejando la laguna de la Mina a nuestra izquierda y llegando a un impresionante mirador desde el que se puede ver el lago Calabazosa a los pies del valle.

La estampa del lago rodeado de picos rocosos que se obtiene desde aquí es, en nuestra opinión, la más bonita de toda la ruta de los lagos de Saliencia. El lago Calabazosa es el mayor y más vistoso de los tres lagos de Saliencia, y está encuadrado en una enorme dolina. Merece la pena sentarse, respirar hondo el aire de montaña y contemplar el lago Calabazosa en todo su esplendor.

Lago Calabazosa desde lo alto, el más bonito de los lagos de Saliencia
Lago Calabazosa, el más bonito de los lagos de Saliencia

Cuando nos cansamos de estar sentados allí arriba (si es que uno puede cansarse de esto), retomamos la ruta de los lagos de Saliencia por el camino que atravesaba la pradera y pasaba junto al lago Cerveiriz. Aquí vimos a varias personas sentadas o tumbadas en la hierba, disfrutando del silencio.

Lago Cerveiriz, uno de los lagos de Saliencia
Lago Cerveiriz

Como nosotros veníamos de estar sentados más arriba, continuamos dejando el lago a nuestra izquierda y ascendimos un poco hasta volver a ver de nuevo el lago Calabazosa, esta vez desde mucho más abajo. El camino sigue descendiendo hasta llegar a la orilla, aunque nosotros optamos por sentarnos de nuevo a cierta altitud y disfrutar de una buena manzana para merendar.

Continuación de la ruta de los lagos de Saliencia

Llegados a este punto, podríamos retornar por el camino que discurre junto al lago Cerveiriz y continuar la ruta hasta el lago del Valle, aunque queda todavía tanto camino como el realizado. Nosotros decidimos dar media vuelta y volver por el camino andado, retornando al lago de la Cueva por el sendero de la mina (esta vez, afortunadamente, cuesta abajo). Llegados de nuevo al lago de la Cueva, solo nos quedaba subir el tramo final para terminar nuestra ruta de los lagos de Saliencia. Como el camino acaba en pendiente, cuando llegamos arriba estábamos reventados y muy hambrientos.

Cartel con indicaciones de los lagos de Saliencia
Continuación hacia el lago del Valle

Dónde comer

No encontramos demasiadas opciones para comer cerca de la ruta de los lagos de Saliencia. Lo intentamos en el pueblo de Saliencia, donde hay un albergue que también da comidas y un bar, pero ambos estaban cerrados, así que no podemos opinar al respecto. También había un pequeño bar en Veigas, de vuelta hacia Pola, pero finalmente optamos por volver a Pola de Somiedo a comer.

Dónde dormir

Existen varias alternativas de alojamiento en caso de querer realizar la ruta de los lagos de Saliencia. En caso de querer alojarnos más cerca, podemos optar por el propio pueblo de Saliencia. A la entrada del pueblo existe un aparcamiento donde se puede dejar el coche en caso de querer dormir ahí. No hay demasiadas opciones de alojamiento en Saliencia, a excepción de unos apartamentos rurales y un albergue. A lo largo del camino también existen pequeños núcleos de oblación en los que se puede encontrar algún alojamiento rural, como Éndriga o Veigas.

Un buitre leonado sobrevuela los picos de la ruta
Buitre leonado en la ruta de los lagos

Nuestra opción, como ya comentamos en otros posts, fue dormir en el pueblo principal, Pola de Somiedo. Se encuentra a unos 35 minutos en coche y mucho más céntrico para acceder a servicios, excursiones y senderos. Además, yo no soy muy amante de las carreteras de montaña, y conducir todos los días por allí para bajar al pueblo me daba escalofríos…

Con qué combinar la ruta de los lagos de Saliencia

La ruta de los lagos de Saliencia es la más larga y la que más nos cansó de todas las que hicimos en Somiedo. Por resta razón, ese día no programamos ninguna ruta más, pues sabíamos que íbamos a estar cansados al finalizar. Como el ecomuseo queda en el camino hacia Pola de Somiedo, es buena idea programar una visita para completar la jornada y conocer un poco más la cultura somedana.

También puede gustarte...

2 Comments

  1. Celia

    Estupendas fotos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad

Usamos cookies propias y de terceros (analíticas). Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más info aquí.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar