Guía completa para viajar a Ilhabela, en Brasil

En Brasil es habitual que los nombres de los lugares sean descriptivos, haciendo referencia a las características del lugar. En el caso de la isla de la que hablamos en este artículo, el nombre no puede estar más claro. Te contamos qué ver en Ilhabela y cómo organizar tu viaje para aprovecharlo al máximo.

Lo mejor que ver en Ilhabela son sus playas
Lo mejor que ver el Ilhabela son sus playas

Tomás y yo solemos escoger destinos de naturaleza cuando vamos a Brasil, por lo que es habitual que visitemos lugares en los que abundan los paisajes impresionantes, la fauna y la vegetación frondosa, como la ciudad de Bonito o las cataratas del Iguazú.

Ilhabela es, sobre todo, exuberante. Tiene un 94% de mata atlántica preservada, infinidad de aves, cetáceos y biodiversidad. En la isla principal del grupo, São Sebastião, sus playas y sus cascadas son sus atractivos principales, aunque no son los únicos, ya que tiene una amplia oferta cultural.

✅ ¿Te interesan los destinos culturales en Brasil? Pues entonces tienes que visitar Ouro Preto, la preciosa ciudad de São João del-Rei o la pequeña Tiradentes.

Interior de la Iglesia Matriz de Ilhabela
Interior de la Iglesia Matriz

Dónde está Ilhabela en Brasil

Ilhabela es uno de los destinos de playa más populares en el estado de São Paulo. Se encuentra a aproximadamente cuatro horas en coche desde la capital del estado, al norte, frente a la costa de la ciudad de São Sebastião. Las principales distancias son:

  • De São Paulo a Ilhabela: 210 kilómetros. Es el mejor punto de partida, ya que el aeropuerto de Guarulhos es uno de los principales puntos de entrada de Brasil.
  • De Río de Janeiro a Ilhabela: 440 kilómetros. Son más de siete horas en coche.
  • Desde Santos: 150 kilómetros y dos horas y media de ruta.
  • Desde Curitiba: 544 kilómetros, unas 8 horas en coche.

✅ Si estás en Río de Janeiro y te apetece conocer un destino de playa más cercano, te recomendamos que visites Paraty, uno de nuestros lugares favoritos de Brasil.

Ilhabela desde el mar
Ilhabela desde el mar

Cómo llegar a Ilhabela en Brasil

Si te vas a desplazar a Ilhabela desde São Paulo, la ruta atraviesa la sinuosa Serra do Mar, un espectacular conjunto de mata atlántica con un paisaje precioso y una carretera llena de curvas. La vuelta, sin embargo, se hace por túneles que pasan la sierra por debajo.

La única forma de llegar a Ilhabela es en balsa. No hay ningún puente que una la isla al continente, por lo que no queda más remedio que llegar en barco.

Es posible subir el coche a la balsa, por lo que se puede ir con transporte propio (aunque también se puede ir sin coche y moverse por la isla mediante excursiones o, si eres valiente, en bicicleta).

Balsa para llegar a Ilhabela, en Brasil
Balsa para llegar a Ilhabela en Brasil

La balsa tarda aproximadamente media hora en llegar a Ilhabela y recorre una distancia de 2400 metros. Si te apetece, puedes salir del coche y disfrutar del paseo a bordo.

Cómo comprar el billete para la balsa hacia Ilhabela

Existen varias modalidades de billete de balsa para ir a Ilhabela:

  • Opción preferente: personas de más de 60 años o con alguna discapacidad. Tienen prioridad en la fila.
  • Opción con hora marcada: pagas más, pero garantizas que, si llegas a la hora que elegiste, tienes prioridad. Hay 30 minutos de cortesía. Si no llegas en hora, pierdes la prioridad. Esta opción la puedes comprar en la página web de la empresa transportadora.
  • Si solamente llevas una bicicleta y no un vehículo motorizado, la balsa es gratuita.
Ilhabela de noche

✓ En temporada alta se pueden llegar a formar hasta cuatro horas de fila, por lo que debes considerar adquirir el billete con hora marcada. En la web de la balsa puedes ver la estimación de embarque en tiempo real.

No se puede pagar con tarjeta, por lo que es necesario pagar en efectivo. El precio de la balsa es superior en fines de semana y festivos, pero sigue siendo muy barato. Se paga solo la ida, no los dos trayectos.

✓ Si tienes paso preferente o has adquirido hora marcada, recuerda ir siempre por los carriles de la izquierda. Está bastante mal señalizado y, como te metas en la fila incorrecta, luego ya no sales.

La balsa para acceder a Ilhabela funciona todos los días las 24 horas, aunque la frecuencia no siempre es la misma, ya que no siempre hay el mismo número de balsas funcionando.

Características de la isla por zonas: ¿Dónde alojarse?

Iglesia Matriz en el centro histórico o Vila de Ilhabela
Iglesia Matriz en el centro histórico o Vila

✅ La zona urbanizada de Ilhabela se podría dividir en varias partes bien diferenciadas al norte y sur del punto de llegada de la balsa.

  • Vila, el centro histórico antiguo de Ilhabela, con tiendas, restaurantes y edificios antiguos. Aquí hay varios museos y es la zona urbana más bonita de la isla. Hay buen ambiente y lugares para cenar.
  • La zona de Perequê, donde se encuentra el área comercial de la isla. Aquí se concentran las empresas de turismo y hay mucha variedad de restaurantes y hoteles. Ideal si no quieres desplazarte demasiado en coche.
  • La zona más al norte de Vila: la parte más rica de la isla, con muchos casoplones y algún hotel lujoso.
  • La zona al sur de la balsa: menos desarrollada turísticamente, con un montón de playas más pequeñas con chiringuitos y alojamientos tipo pousada. Es donde nos alojamos nosotros, aunque aquí es bastante necesario el coche para ir al centro.

✓ Hay una oficina de turismo muy cerca del punto de llegada de la balsa. También hay otra en el centro histórico.

Cómo escoger un hotel en Ilhabela: dónde hospedarse

Nuestro hotel en Ilhabela
Nuestro hotel en Ilhabela

En Ilhabela hay hoteles a lo largo de toda la costa oeste de la isla. Hay desde resorts hasta hoteles tipo pousada, sencillos e integrados en el entorno, que es lo que nosotros solemos escoger.

Para escoger un hotel en Ilhabela tienes que tener en cuenta varios factores:

  • La zona sur de la isla tiene menos servicios, por lo que necesitas transporte hasta el centro, unos veinte minutos en coche.
  • Hay zonas de la isla en las que la carretera es mala. Es mejor intentar mantenerse en la línea vertical que recorre la costa y verificar en Google maps si la carretera es buena o es de tierra.
  • Hay zonas con cuestas muy pronunciadas, tenlo en cuenta al escoger el hotel.
  • La zona sur es más tranquila, con hoteles cercanos a playas con chiringuitos y pequeños restaurantes. La zona centro y norte tienen más vidilla y muchas más opciones de restaurantes y servicios.
La habitación de nuestro hotel
La habitación de nuestro hotel

Como teníamos coche, nosotros escogimos el hotel Villa da Prainha en la zona sur de la isla, entre Praia Grande y Praia do Julião. El hotel es tipo pousada, muy bonito, con piscina y con las dos playas al lado.

Las habitaciones estaban muy limpias y el desayuno era muy bueno. Si no te importa desplazarte en coche hasta el centro, es muy buena opción.

La piscina del hotel
La piscina del hotel

Excursiones que hacer en Ilhabela

Si te apetece ver el lado oeste de la isla, el más salvaje y alejado de la ciudad, tendrás que hacerlo con alguna excursión. Las más populares (y las que hicimos nosotros) son las siguientes:

Excursión a playa de Castelhanos

Excursión a la playa de Castelhanos
Excursión a la playa de Castelhanos

Es un imprescindible que hacer en Ilhabela. Es posible ir y volver en barco, ir y volver en jeep y combinar las dos cosas, que es lo que hicimos nosotros. Si quieres conocer nuestra experiencia, consulta nuestro artículo sobre la excursión a la playa de Castelhanos.

Nuestra opción fue ir en jeep y volver en barco, y así vimos el interior del parque estatal y la costa norte de la isla. Si solo vas a hacer una excursión, que sea esta. Esta es la excursión que hicimos nosotros.

Excursión a playa de Bonete

Si quieres conocer la costa sur de la isla, entonces tienes que hacer esta excursión. A nosotros nos encantó, es la primera que hicimos, y te lleva en lancha rápida a dos de las playas más espectaculares, Bonete e Indaiaúba. Te contamos aquí nuestra experiencia.

Excursión a la playa de Bonete
Excursión a la playa de Bonete

Otras opciones de excursiones que hacer en Ilhabela

Si te apetece practicar deportes acuáticos, en la isla hay bastantes empresas que ofrecen salidas de submarinismo.

También se puede alquilar un kayak y acercarse a la isla de Cabras, un pequeño islote muy cercano a la orilla de Ilhabela (aunque de momento no se puede visitar la isla). Si te interesa el kayak, alquilan las embarcaciones justo en la playa frente al islote.

Playas que visitar en Ilhabela

Playa de Perequê en Ilhabela
Playa de Perequê

Si has decidido visitar Ilhabela, lo más probable es que quieras conocer la mayor cantidad de playas posibles. Las playas de Ilhabela se dividen en tres zonas de la isla:

  • Playas al norte de la balsa, a una distancia de entre 1 y 16 kilómetros. Cuanto más cerca de la balsa, más servicios tienen. Cuentan con restaurantes, chiringuitos y servicios.
  • Playas al sur de la balsa, a una distancia de entre 1 y 26 kilómetros. Tienen algunos servicios menos, pero a nosotros nos parecieron muy agradables.
  • Zona Este de la isla: las playas más alejadas y más salvajes, a las que hay que llegar en barco, en jeep o tras horas de caminata. Son playas rodeadas de selva y en las que viven comunidades locales.
Una de las playas al norte de Ilhabela
Una de las playas al norte de la isla

✓ En Brasil es muy habitual que las playas tengan sillas de los chiringuitos en la playa y tú directamente te sientes y te pongas a comer o beber, pasando así la jornada.

Nuestras playas favoritas de la costa más salvaje de Ilhabela son:

Playa de Bonete: una de las más famosas de la costa este, tiene la mayor comunidad caiçara de la isla.

Indaiauba: con una zona privada, pero el arenal 100% disponible. No es la que más fama tiene, pero es igualmente espectacular.

Playa de Bonete
Playa de Bonete

Playa de Castelhanos: la playa más famosa de Ilhabela y un imprescindible que visitar. Se puede ir en barco o en jeep y tiene uno de los miradores más espectaculares de la isla, restaurantes para comer y da acceso a una ruta para llegar a una de las cascadas más bonitas. Puedes leer aquí nuestra experiencia.

Playa de Eustáquio: en medio de las playas del este llenas de oleaje está este remanso de paz, en una bahía llamada Saco do Eustáquio. No es de las más grandes, pero es preciosa y buen lugar para hacer esnórquel.

Playa de Eustáquio
Playa de Eustáquio

Fome: en la zona noroeste de la isla, se llega en barco. Tiene un caserón colonial con mucha historia de la época esclavista.

Playa de Jabaquara: la playa más famosa del norte de la isla, recomendable llegar en barco porque la ruta por carretera hasta allí (Ruta Perimetral Norte) es de tierra.

Las playas más espectaculares de la costa urbanizada de Ilhabela son, para nosotros:

Praia Grande
Praia Grande al sur de la isla

Playa de Curral: bastante al sur, playa con chiringuito ideal para pasar el día.

Praia Grande: aquí nos alojamos nosotros. Una playa espectacular con iglesia incluida junto a la arena.

Barra Velha: en la zona comercial, con muchos restaurantes cerca.

Playa de Perequê: para nosotros, una de las mejores playas de la zona al norte de la balsa. En las cercanías hay todos los servicios y la playa es muy bonita.

Playa de Itaquanduba: una larga lengua de arena espectacular, en una zona con un montón de hoteles. Ideal alojarse por aquí.

Playas de la zona norte de la isla
Playas de la zona norte de la isla

✓ Desde aquí para el norte, la lengua de arena continúa, cambiando de denominación. Algo más al norte ya hay bastantes barcos y luego las playas son más pequeñas.

Cascadas en Ilhabela

La isla es un paraíso verde lleno de cascadas, pozas y pequeños saltos de agua. Algunas solo se pueden visitar con guía, otras están a horas de camino y algunas están cerca de la ciudad, por lo que se pueden visitar por tu cuenta. Las más destacadas son:

Cascada de Chuveirinho
Cascada de Chuveirinho
  • Cascada de Água Branca: se puede llegar con el coche prácticamente hasta ella y se sitúa en el llamado Parque das Cachoeiras. La mejor opción para ir por tu cuenta.
  • Cascada de Toca: situada junto a la última fábrica de cachaza en funcionamiento en Ilhabela, es una cascada pequeñita a la que también puedes ir por tu cuenta.
  • Três Tombos y cascada de Veloso: a esta dos cascadas, de las más espectaculares de la isla, nos recomendaron ir con guía.
  • Cascada do Gato: cerca de la playa de Castelhanos, se puede llegar caminando desde la playa por un sendero de dificultad media.
  • Laje y Areado: dos cascadas en la ruta a pie hasta Bonete.
  • Friagem y Couro de Boi: situadas en el norte de la isla, también son cascadas para ir con guía.
Cascada junto a Indaiauba
Cascada junto a Indaiauba

Rutas de senderismo en Ilhabela

Aunque nosotros esta vez no hemos hecho completa ninguna ruta de senderismo en Ilhabela porque viajábamos con los padres de Tomás, hay unas cuantas opciones para ver cascadas o para subir a puntos elevados (la mayoría complicadas, todo sea dicho).

En la mayor parte de las rutas es necesario ir acompañado con un guía, ya que los recorridos se adentran en zonas recónditas del parque estatal. Aquí van opciones (la longitud es ida y vuelta):

Ruta de Água Branca
Ruta de Água Branca
  • Ruta de Água Branca: esta la hicimos de forma parcial, es una de las más sencillas. Cuatro kilómetros que recorren varias pozas y que comienzan en la entrada al parque de camino hacia Castellanos. Se puede llegar al inicio de la ruta en coche, pero es complicadillo porque la carretera es mala.
  • Ruta hasta el Pico do Baepi: senderismo hasta uno de los picos más altos de la isla, a 1048 metros de altura. Recomiendan hacerla con guía autorizado, ya que son 7,4 kilómetros complicados.
  • Camino hasta la cascada de Pancada d’Água: la ruta más sencilla de todas. Solo son 720 metros y recorre tres cascadas.
  • Camino hasta la cascada de Veloso: dos kilómetros hasta una de las cascadas más famosas de Ilhabela.
  • Ruta de senderismo hasta Bonete: si quieres llegar a la playa de Bonete andando, prepárate porque son 24 kilómetros. Es una de las rutas más complicadas de la isla, no recomendamos hacerla sin guía.
  • Ruta hasta la cascada do Gato: sale de la playa de Castelhanos y tiene unos cuatro kilómetros de longitud. La cascada se puede ver a lo lejos desde el mirador del Corazón, al otro lado de la playa. Es una de las mayores cascadas de la isla.
  • Carretera hasta Castelhanos: son 44 kilómetros (22 en cada dirección) por el medio de la mata atlántica más auténtica. Nosotros recomendamos encarecidamente recorrerla en todoterreno.
  • Sendero hasta la cascada de Friagem: 2,4 kilómetros hasta otra de las grandes cascadas de Ilhabela.

✓ Recomendamos contactar con alguna empresa especializada en rutas de senderismo por la isla en caso de querer hacer alguna de las grandes rutas, ya que no son sencillas.

Oferta cultural en Ilhabela

Cámara Municipal de Ilhabela
Cámara Municipal

Al ser un destino principalmente de playa, Tomás y yo creíamos que no habría demasiada oferta cultural en Ilhabela. Estábamos equivocados.

El ayuntamiento ha hecho un gran esfuerzo por poner en valor el patrimonio histórico de la isla, por lo que hay muchos lugares interesantes que visitar y son una alternativa ideal en caso de lluvia. Lo mejor de todo es que son gratuitos.

Hacienda Engenho D’Água

Una hacienda de caña de azúcar completamente rehabilitada. Está situada cerca del centro histórico y en el interior se puede apreciar todavía la rueda que movía todo el mecanismo, alambiques, barriles reconvertidos en armarios y las estancias de la casa, que se utilizaron después como vivienda. Merece muchísimo la pena la visita.

Hacienda Engenho d'Agua
Hacienda Engenho D’Água

La hacienda Engenho D’Água data de finales del siglo XVIII o principios del XIX. El ayuntamiento de Ilhabela la adquirió en 2015 y la puso en valor, abriendo al público en 2021.

La hacienda fue primero productora de caña de azúcar y después de cachaza, como sucedió con otras haciendas similares. Se plantó aquí en el siglo XX arroz y, posteriormente, hasta 1970, de nuevo caña de azúcar y cachaza.

✓ Junto a la Cascada da Toca está la última fábrica de cachaza o engenho en funcionamiento en Ilhabela, el Engenho da Toca. Se encuentra en Estrada da Toca, 1000.

Museo Náutico

Museo Náutico de Ilhabela
Museo Náutico

Otro de los edificios fundamentales que ver en el centro histórico de Ilhabela es el que alberga actualmente el Museo Náutico. En la antigüedad, esta maravilla albergaba la antigua prisión de Villa Bella y el forum.

Es un edificio de estilo ecléctico, construido en 1914. En la planta baja se diseñaron las celdas de los presos y en la parte superior las salas reservadas al juez, los testigos y el tribunal. Tiene una torre en uno de los laterales de la fachada.

En la actualidad tiene una exposición dedicada a los numerosos naufragios que se produjeron en Ilhabela. Hay hasta 16 naufragios documentados y otros 12 todavía sin identificar.

Interior del Museo Náutico
Interior del Museo Náutico

Las principales razones por las que se producían tantos naufragios en Ilhabela, conocida como el “Triángulo de las Bermudas Brasileño”, eran las tempestades, la falta de faros y la presencia de magnetita en las rocas, un mineral que entorpece a las brújulas que se utilizaban antes de 1990.

Uno de los naufragios más famosos es el del barco español Príncipe de Asturias, que naufragó frente a la bahía de Castelhanos en 1916. Era un navío de 140 metros de largo y 17 de ancho. Se cifra que durante el naufragio perecieron unas 600 personas.

✓ De él se conservan numerosos restos que se exponen en la planta superior del edificio.

Esculturas de la “Paixão” de Gilmar Pinna

Esculturas de la Paixao
Una de las esculturas

Cerca de Perequê se encuentra un conjunto escultórico muy particular que ver en Ilhabela. Es obra del artista plástico Gilmar Pinna y representa el Vía Crucis de una forma muy particular, con 46 esculturas de acero, de tres metros de altura.

Lo más curioso de la exposición son los personajes que la componen, ya que Jesucristo está acompañado de figuras que no tienen nada que ver con la religión católica, como dioses egipcios, o diosas de la religión wicca.

Esculturas de Gilmar Pinna

La obra de Gilmar Pinna es muy reconocible, pues tiene un estilo muy personal, con enormes representaciones metálicas formadas por retazos cuadrados. Puedes saber más de su obra consultando este enlace.

Plaza del marco cero del municipio de Ilhabela

Frente al Museo Náutico se encuentra la plaza en la que se localiza el marco cero de la creación de la villa. En esta plaza se situaba el pelourinho o picota de la ciudad, llamada en un inicio Vila Bela da Princesa, en lugar de Ilhabela.

El pelourinho, de 1805, se retiró con la abolición de la esclavitud. En su lugar se instaló un pequeño monumento con una fuente, que también fue retirado en el siglo XIX y colocado en su emplazamiento actual, en una esquina de la plaza.

En esta plaza hay en la actualidad un enorme árbol con un tronco gigantesco y una fuente interactiva que se enciende solamente a determinadas horas (hay un cartel con los horarios junto a la misma).

Museo de arte “Waldemar Belisário”

Si te interesa el arte, en Ilhabela también tienen un museo situado en el centro histórico que está dedicado al artista Waldemar Belisário, un pintor destacado de São Paulo. Cuando fuimos nosotros estaban cambiando las salas, por lo que casi no había obras expuestas, pero nos gustaron mucho las vidrieras del edificio.

✓ Si quieres hacer algún tour de temática cultural en Ilhabela, puedes consultar los nombres de guías recomendamos por la oficina de turismo.

Otros puntos de interés que ver el Ilhabela

Engenho da Toca: última fábrica de cachaza en Ilhabela, situada junto a la cascada del mismo nombre. Se puede ir sin excursión, por tu cuenta en coche.

Buraco do Caçao
Buraco do Cação

Buraco do Cação: una espectacular caverna junto al mar que se aprecia en todo su esplendor desde el agua. La mejor forma de verlo es en la excursión a Bonete. Si te atreves a hacer la ruta a pie, también puedes verlo desde un mirador en tierra.

Mirador de Castelhanos: en medio del Parque Estatal de Ilhabela, este es el primer vistazo que tenemos de la bahía de Castelhanos. Para llegar hay que hacerlo en jeep, con una excursión.

Mirador de Castelhanos
Mirador de Castelhanos

Pedra do Sino: en la costa norte de Ilhabela está la playa de Garapocaia, rodeada de enormes piedras de 80 años de antigüedad y de origen volcánico. Una de ellas tiene una característica muy especial: si la golpeas, suena como una campana. No se sabe muy bien por qué lo hace, ya que no es hueca, pero es sencillamente espectacular.

Pedra do Sino
Pedra do Sino

Comunidades caiçaras: en Ilhabela existen varias comunidades caiçaras, habitantes de aldeas costeras en Brasil. Tienen sus propias aldeas y viven de lo que pescan, lo que cultivan y lo que venden a los visitantes. Dos de las más importantes son las que se sitúan en Bonete y en Castelhanos.

Dónde comer en Ilhabela: restaurantes que hemos probado

Comida del restaurante Dona Malaguetta
Comida del restaurante Dona Malaguetta

Hay mucha oferta de restaurantes en Ilhabela, sobre todo en el centro histórico y en Perequê. Te contamos los que hemos probado y recomendamos:

Dona Malaguetta, en Praia Grande. Un restaurante de comida casera con vistas a la playa. El pescado es muy bueno, nosotros lo probamos con salsa de camarón y estaba delicioso.

Cheiro Verde, en el centro histórico. Un restaurante de comida casera con muchas opciones de pescado y algunas otras de carne. Estaba a reventar de gente local y la comida era muy rica.

Un de esfiha de chocolate con fresas
Una esfiha de chocolate y fresas

Esfiharia Sathar, en la zona de Perequê. Las esfihas son una especie de minipizzas de origen libanés que son muy populares en Brasil. La de pollo-catupirí y la dulce de chocolate con fresas son una locura. Si vas, prueba la bebida llamada “limonada emirados” con lima, leche condensada y agua con gas. Buenísima.

Pastel de Vento, en el centro histórico. Venden los típicos pasteis de feira brasileños y la verdad es que están muy ricos. No tienen mesas, pero puedes comer en la calle, en un banco justo enfrente.

Limonada emirados
Limonada emirados

Restaurante Dona Roseli, en Praia do Bonete. Lo mejor que tiene es que puedes comer con unas vistazas a una de las playas más bonitas que visitar en Ilhabela. La comida es normalita, de tipo casero.

Quiosque do Alemão, en Praia de Castelhanos. Es el que recomiendan la mayoría de empresas de excursiones. Tirando a caro, pero la verdad es que la comida estaba muy rica. Su dueño es descendiente de náufragos y esclavos y presume de comida caiçara.

Uno de los restaurantes de Ilhabela

Ver ballenas en Ilhabela

Ilhabela es uno de los mejores lugares de Brasil para ver ballenas jorobadas. Y es que estas ballenas pasan por aquí en su ruta migratoria desde aguas del Antártico hasta Bahía.

En los meses de mayo y agosto se realizan salidas en barco para verlas, aunque también es posible verlas incluso desde la costa, en el canal de São Sebastião.

Aunque la especie que más se avista es la ballena jorobada, también es posible ver otras como la ballena de Bryde o el delfín mular. La presencia de ballenas en Ilhabela es monitorizada por proyectos como el Projeto Baleia Jubarte, el proyecto Baleia à Vista y el VIVA Instituto Verde Azul.

Si no estás en época de ballenas, tendrás que conformarte con visitar el homenaje a Pipoca (Palomita), una ballena famosa en Ilhabela por la gran cantidad de saltos que realizó en la zona, más de 30. Fue fotoidentificada en 2018 y se hizo muy famosa, tanto que le han hecho una réplica en la zona de Perequê.

Representación de la ballena Pipoca, en Ilhabela, una de las ballenas más famosas de la zona
Representación de la famosa ballena Pipoca

Cómo moverse por la isla de Ilhabela

Según la zona en la que escojas alojamiento, es posible que necesites un medio de transporte. La zona urbanizada de la isla es solamente la costa Oeste, hacia el continente, pero es una costa muy larga, por lo que, si no estás cerca de la zona comercial o el centro histórico, necesitarás vehículo.

  • Lo más probable es que ya hayas llegado a la isla en tu propio coche (o de alquiler), por lo que puedes usarlo para desplazarte. Calcula los trayectos con antelación, porque se suelen formar atascos.
  • Existe un sistema de autobuses urbanos que recorren la isla, aunque tal vez no sea la opción más cómoda.
  • Junto al punto de desembarque de la balsa hay una parada de taxis, por si no trajiste coche propio.
  • Ilhabela cuenta con un carril bici (con partes en construcción) que recorre la costa. Es una opción si te apetece moverte sin coche, pero tienes que tener en cuenta que hay muchos kilómetros de costa. En el centro histórico, en la Rua do Meio, vimos un local de alquiler de bicicletas.
Rua do Meio
Rua do Meio

Cuándo viajar a Ilhabela

Si lo que buscas es calor y playa, los meses idóneos son entre octubre y abril, aunque hay que tener en cuenta que hay más lluvias, puesto que en Brasil llueve en verano.

Los meses de abril a noviembre presentan temperaturas suaves y poca lluvia, por lo que son buena época para visitar Ilhabela si te apetece practicar senderismo.

Ilhabela es un destino turístico muy popular entre los habitantes del estado de São Paulo, por lo que es mejor evitar los festivos nacionales y vacaciones habituales. La fecha de temporada alta en Ilhabela abarca de diciembre a febrero, cuando la mayoría de Brasileños se toman vacaciones.

En estas fechas se suele formar muchísima fila para acceder a la balsa y se producen grandes retenciones, por lo que puede llegar a ser desesperante. Si puedes, evita la temporada alta.

Costa de la isla

Un imprescindible en Ilhabela: el repelente de mosquitos

Tienes que tener en cuenta una cosa fundamental si quieres visitar Ilhabela: vas a necesitar llevar repelente, y mucho. En la isla lo venden en casi todas partes: farmacias, supermercados, hoteles; la mayoría específicos para el tipo de insecto que pica aquí.

✓ En Ilhabela hay una mosca diminuta que recibe el nombre de “borrachudo” y es la pesadilla de los turistas. Si no utilizas repelente, literalmente te destrozarán a picotazos. Es además un tipo de picadura que suele generar reacción y que escuece durante bastantes días, así que mejor tómatelo en serio. Si te pican, ni se te ocurra rascarte, que es peor.

Los repelentes más recomendados para usar en Ilhabela contra los borrachudos son los que llevan icaridina. Los locales dicen que funciona mejor que el DEET, y quién soy yo para contradecirlos…

También tienen un repelente propio de la isla, llamado Citroilha, que aseguran que es muy eficaz. Nosotros recomendamos escoger siempre la opción en crema en lugar de spray, ya que sabes con certeza por dónde lo has aplicado.

Hay que reaplicar el repelente cada hora y siempre que se haya entrado en el agua. El borrachudo pica de día y te deja en paz durante la noche, por lo que tienes que prestar mucha atención a las aplicaciones después de bañarte en el mar.

Por experiencia propia: cualquier parte en la que te hayas olvidado echar, por pequeña que sea, ahí te van a atacar. Las plantas de mis pies son testigo de ello y yo, que sufro bastante por estas cosas, pasé varias noches muy incómodas sin dormir. Finalmente me tuve que comprar una crema en la farmacia con antihistamínico, y ni con esas. Tómatelo en serio, y que no se te amargue el viaje…

¿Buscas más destinos para tu viaje por Brasil? Te dejamos aquí unas ideas:

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido con todo lo que ver y hacer en Ilhabela? Espero que, con mis consejos, puedas organizar tu itinerario ideal. Y, si tienes alguna duda, ¡déjamela en comentarios!

Llévate un 7% de descuento en tu SEGURO de parte de Nunca sin viaje.
⭐️ ¡RESERVA AQUÍ TU SEGURO! ⭐️

Nota: este artículo contiene enlaces de afiliados. Si reservas a través de ellos, yo obtendré una pequeña comisión, pero tu precio final será el mismo. Todo lo que recomendamos son opiniones personales y gracias a ello, nos ayudas a mantener este blog.

Avatar de Raquel Lugo

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Nunca sin viaje (Raquel Lugo)
  • Finalidad: Responder a las consultas o comentarios que realices en el blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado (tú, que me escribes).
  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos.
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad